Actualizado 25/10/2007 21:14 CET

Prorrogada la detención de los hermanos asturianos por la muerte de su madre para practicar más diligencias

AVILÉS, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juez de primera instancia del juzgado de Castropol acordó hoy prorrogar la detención de los dos hermanos de Tapia de Casariego en relación a la muerte de su madre, de 61 años, según informaron fuentes judiciales a través de una nota de prensa.

El juez dictó el auto tras tomar declaración a los dos detenidos y para proceder a la "práctica de diversas diligencias con carácter de urgencias". Tras la práctica de las diligencias, los dos detenidos pasarán a disposición judicial en el día de mañana.

Los dos hijos de Ana María Hernández, de 61 años, fueron detenidos en la tarde de ayer, después de que el cadáver de la mujer fuera hallado en la vivienda de la localidad tapiega de Mántaras. Inicialmente se pensó que podía tratarse de un suicidio hasta que el fiscal, una vez inspeccionado el cuerpo, pidió que se abriese una investigación al no "estas muy claras las causas de la muerte".

La mujer falleció por asfixia, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. El cuerpo fue hallado con una soga al cuello en el domicilio familiar.

La Guardia Civil acudió a la vivienda tras recibir una llamada alertándoles de la existencia de una persona muerta en ese lugar.

Los dos detenidos fueron conducidos hoy al juzgado de Castropol sin esposar. La hija de la fallecida entró en el edificio judical ayudada por un agente y con muestras de abatimiento.

La noticia del fallecimiento de Ana María Hernández causó conmoción entre los vecinos de la mujer que en ningún momento sospecharon nada extraño en la muerte de la fallecida.