Actualizado 08/12/2007 16:12 CET

PSE dice que no se dan las circunstancias para una mesa de partidos porque EHAK no rechaza la violencia y ETA asesina

BILBAO, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, afirmó hoy que no se dan las circunstancias para poder constituir una mesa de partidos en el Parlamento vasco en la que esté presente el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK), porque esta formación sigue "amparando y justificando la violencia terrorista" y ETA ha vuelto a asesinar.

En declaraciones a Europa Press, Ares respondió, de esta forma, al presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, quien aseguró hoy que se dan las condiciones para crear una mesa de partidos en el Parlamento vasco para llegar a un acuerdo en torno al "derecho a decidir" en la que esté presente EHAK.

Ares aseguró que para los socialistas vascos "no se da ninguna condición objetiva para poder formar una mesa de partidos, entre otras cosas, porque si algo se ha demostrado, desgracidamente, a lo largo de las últimas semanas es que tanto el PCTV como ANV, lejos de condenar la violencia y hacer una apuesta por la política y sólo por hacer política, están amparando y justificando la violencia terrorista".

En ese sentido, señaló que el PCTV "puede ser una formación legal, pero cada vez tiene menos legitimidad democrática y cada vez está demostrando, con más claridad, que no tiene autonomía o no quieren hacer política respetando las reglas de juego y los derechos humanos, alejándose definitivamente de esa ambigüedad en relación con la violencia que, una vez más, les lleva al engaño de su gente".

Por ello, consideró que el PNV y Urkullu "no pueden ignorar esta situación y tampoco que, una vez más, estamos con una banda terrorista ETA que ha vuelto a la actividad terrorista, que acaba de asesinar a dos guardias civiles y que, por lo tanto, en ningún caso se dan las circunstancias para poder constituir una mesa como la que plantea Urkullu con la presencia del PCTV".

En su opinión, lo que ahora hace falta es "unidad de todos los demócratas, de los que estamos absolutamente en contra de la violencia, para atajar el principal problema que tiene el país, que no es otro que la actividad terrorista, que hay que seguir combatiendo".

Ares insistió en la necesidad de "seguir combatiendo a ETA, con todos los instrumentos y todos los demócratas juntos, todos los que apostamos por la política, por acabar defintivamente con la violencia y conseguir la derrota de ETA y consolidar la paz y la libertad definitivamente en Euskadi".

"No se dan, en ningún caso, las circunstancias para poder constituir una mesa de partidos como plantea el presidente del EBB y, desde luego, los socialistas tenemos muy claro que lo que hay que hacer ahora es otra cosa, es reforzar al máximo la unidad de todos los demócratas para seguir combatiendo el terrorismo y también para despreciar y rechazar a aquellos que siguen amparando y justificando la violencia terrorista", aseveró.

BATASUNA

Ares también se refirió al deseo mostrado por el presidente del EBB del PNV de dar una "oportunidad" a Batasuna para "disociarse del terror" y deje de "someterse a ETA" y afirmó que "no es el PNV ni Iñigo Urkullu quien puede darle esa oportunidad a Batasuna, sino que es Batasuna quien tiene que decirle a ETA que 'hasta aquí hemos llegado' y que hace una apuesta clara por hacer política respetando las reglas de juego y los derechos humanos, aunque sea para proponer cambios en esas reglas de juego".

El dirigente socialista insistió en que "no está en las manos de PNV ni de Urkullu dar oportunidad a Batasuna" y consideró que estas declaraciones del presidente del EBB "tienen más que ver con un mensaje electoral para intentar quedar bien en el mundo de la izquierda abertzale y de Batasuna que con realmente una posibilidad, porque Batasuna ha tenido todas las oportunidades para alejarse de ETA y, desgracidamente, hasta ahora no lo ha hecho".

En todo caso, dijo que "si en algún momento decidiera el mundo de la izquierda abertzale alejarse de ETA, lo hará por una decisión propia y no porque le dé una oportunidad el PNV".

Por otro lado, en referencia a la petición del PP vasco al Gobierno del PSOE para que impulse la ilegalización de ANV, Ares indicó que sobre esa cuestión ya se han pronunciado en las últimas semanas tanto la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de La Vega, como los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, "y todo el mundo sabe que en el momento en que se tengan las pruebas suficientes para que el Gobierno considere que es necesario impulsar esa medida, se tomará la decisión oportuna".