Actualizado 26/04/2007 16:34 CET

El PSOE ve "infundada e injuriosa" la denuncia del PP, al que acusa de querer "jugar en el barro"

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Julio Villarrubia, tildó hoy de "infundada e injuriosa" la denuncia presentada esta mañana por el PP ante la Fiscalía Anticorrupción para que investigue la actuación del Gobierno en el proceso de las OPAs a Endesa y enmarcó esta iniciativa en el que, a su juicio, tienen los populares de "jugar en el barro" en lugar de hacer una "campaña limpia".

En una rueda de prensa en la Cámara Baja, Villarrubia subrayó que de las explicaciones que el ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Manuel Conthe ofreció el pasado martes ante la Comisión de Economía no se deriva "ningún indicio siquiera lejano de responsabilidad penal" por parte del Ejecutivo.

"La actuación del Gobierno ha sido impecable. No hubo intromisión ni presión alguna a la CNMV", apuntó, a la vez que tachó de "barbaridades" los argumentos en favor de la denuncia expuestos por los portavoces económicos del PP, Miguel Arias Cañete y Vicente Martínez Pujalte, a los que reclamó un poco de "moderación y educación".

Villarrubia admitió que el PP tiene derecho a acudir a los tribunales si considera que puede haber algún hecho punible y adelantó su respeto por las decisiones de adopte la Fiscalía Anticorrupción, pero destacó que los 'populares' "deberían estar agradecidos al Gobierno y al PSOE" porque son ellos los que le han dado la posibilidad de presentar denuncia ante un órgano que el PP "prácticamente había eliminado porque le tenía auténtica alergia".

SUSTITUTO DE CONTHE

Por otra parte, Villarrubia rehusó pronunciarse sobre la posibilidad de que el sustituto de Conthe al frente de la CNMV sea el consejero de la institución Julio Segura, alegando que su nombramiento no compete al Grupo Socialista.

Respecto a la petición del PP de que se modifique el sistema de designación del presidente de la CNMV para que surja de un acuerdo de los dos grandes partidos, el dirigente socialista reprochó a los 'populares' que "pidan consenso en las cosas en las que no tienen competencias" y no trabajen por él en asuntos a los que están obligados como la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) o la lucha antiterrorista.