Actualizado 08/09/2008 17:57 CET

El PSPV dice que Gobierno y FEMP están "inmersos" en la reforma de la financiación local y pide al PP "sumar voluntades"

VALENCIA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de políticas municipales de la Gestora del PSPV-PSOE, Rafael Rubio, aseguró hoy que el Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) están "completamente inmersos en el proceso de negociación de la reforma de la financiación local para conseguir un modelo más justo y adecuado". Así, en un comunicado criticó que el PP "genera confrontación cuando en este momento no necesitamos división, sino sumar voluntades para llegar al mejor acuerdo para todos".

Rubio se refirió de este modo al encuentro de los alcaldes del PP para reclamar a la FEMP que se reúna en sesión extraordinaria y recordó que está programada para el miércoles la comisión de Hacienda que tratará este tema.

En este sentido, aseguró que este organismo "tiene muy claras cuáles son sus funciones" y se mostró "convencido de que con la colaboración de todos se aprobará una nueva financiación que dé estabilidad a los ayuntamientos y que aporte mayor suficiencia económica".

Para el dirigente socialista, "se ha avanzado mucho durante estos años en cuanto a las aportaciones a las entidades locales". Asimismo, consideró que "se ha recuperado el tiempo perdido con el PP, cuando el gobierno popular redujo drásticamente los ingresos de los ayuntamientos mediante la supresión del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que supuso pérdidas importantes a los municipios y que tuvo que compensar el Ejecutivo del presidente José Luis Rodríguez Zapatero con la aportación de 703 millones de euros", apuntó.

Ante ello, instó a los dirigentes populares a que "dejen de obstruir el proceso de negociación y arrimen el hombro porque los ayuntamientos ya sufrieron la anestesia de las políticas municipales del PP durante ocho años y ahora siguen sufriendo en la Comunitat la asfixia económica a la que los somete Camps".

El portavoz de políticas municipales insistió en que el PP valenciano "debería admitir la realidad" y añadió que el Gobierno "prevé aportar, en los presupuestos para 2009, 1.000 millones más de transferencias para los ayuntamientos". Sin embargo, explicó que las entidades locales "se nutren tanto del Estado como de las comunidades autónomas" y lamentó que, en el caso de los municipios valencianos, "cojea la pata de la aportación del Consell".

Por ello, exigió al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que "deje de transferir competencias a los municipios si no contempla antes la aprobación del Fondo de Compensación Municipal y paga todas las deudas que arrastra". De este modo, subrayó que los socialistas "lucharán para que los ayuntamientos valencianos no tengan que soportar más el asumir unos servicios que son competencias de la Generalitat sin recibir la financiación que se merecen".