Actualizado 21/05/2007 13:13 CET

El Puerto de Ciutadella (Menorca) se prevé que permanezca cerrado hasta el miércoles ante el riesgo de 'rissaga'

MENORCA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El Puerto de Ciutadella, en Menorca, permanecerá cerrado hasta las 00:00 horas del miércoles, día 23, ante el riesgo de 'rissaga, tiempo durante el que se mantendrá la alerta amarilla, activada hoy a las 9:49 horas. Hasta ese momento y durante el día de ayer, permaneció activada la alerta naranja, lo que impidió la entrada en la rada de los buques de las compañías que operan habitualmente entre la segunda ciudad de la isla y la Península y el resto del archipiélago.

Así lo manifestaron a Europa Press fuentes de la Conselleria de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, que puntualizaron que la situación de alerta que inicialmente se preveía que estuviera activada hasta las 18:00 horas de mañana se ha ampliado hasta el miércoles (00:00 horas) ante las previsiones meteorológicas que así lo recomiendan.

Las oscilaciones del nivel del mar en el puerto de Ciutadella alcanzaron esta noche su cota máxima entre las 04:00 y las 05:00 horas, con olas de 60 centímetros, un nivel que descendió sobre las 8:30 horas, situándose en los 45 centímetros. A las 10:40 horas de hoy, aproximadamente, se registraban olas de uno 20 centímetros. No obstante, las autoridades consideran que debe permanecer la alerta amarilla ante el riesgo de mayores oscilaciones.

El nivel del mar en Ciutadella ha descendido significativamente esta madrugada, pues a las 19:00 horas de ayer alcanzó 1,75 metros, lejos de los siete metros que se registraron en junio pasado, cuando una 'rissaga' afectó a más de un centenar de embarcaciones amarradas a los pantalanes de esta rada.

Concretamente, ayer no pudieron entrar a Ciutadella los barcos previstos para la tarde de las navieras Iscomar, Balearia e Interilles Express, sin que la Conselleria pudiera establecer cuál fue el destino que tomaron, tras ser informados de la situación.

Cabe recordar que en la noche del 15 al 16 de junio del año pasado se produjo una 'rissaga' que provocó numerosos daños materiales en el Puerto de Ciutadella, afectando a más de un centenar de barcos que permanecían amarrados, aunque no hubo que lamentar desgracias personales.

La 'rissaga' es un fenómeno meteorológico que se produce en algunas costas mediterráneas y consiste en una oscilación del nivel del mar en puertos, calas o bahías, motivadas por causas meteorológicas en condiciones de resonancia.

Se produce así una subida y bajada brusca del nivel de agua en muy poco tiempo --minutos o incluso segundos-- que, cuando son muy intensas, suelen producir destrozos en los barcos que están amarrados e inundaciones en las infraestructuras portuarias.