Actualizado 03/07/2007 21:11 CET

Puigcercós (ERC) considera que Álvarez "no sabe pilotar" el ministerio de Fomento

Asegura que algunos magistrados del TC "no tiene el rigor suficiente" para su cargo

BARCELONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Gobernación, Joan Puigcercós (ERC), aseguró hoy que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, "no sabe pilotar" el ministerio que dirige, en relación a su gestión con los problemas de los trenes de Cercanías de Renfe en Cataluña.

"Cuando los políticos que van a parar al Ministerio de Fomento son quizás más valiosos en otros campos pero no tienen conocimientos técnicos, necesitan un buen equipo técnico", dijo el conseller, y, si no lo tienen, argumentó, "acaban tomando las decisiones los trabajadores del ministerio".

Estos trabajadores se mueven, según Puigcercós, motivados por sus intereses personales, que pueden verse perjudicados si el Gobierno deja de tener la capacidad para conceder una determinada licencia de obras y es traspasada a la Generalitat. "En Madrid hay políticos que esto no lo saben pilotar", concluyó.

En cuanto al traspaso de Cercanías, el conseller reiteró que este no es "un tema de hoy para mañana", por lo que esta cesión no podrá ser efectiva antes de las elecciones generales, aunque aseguró que antes de medio año habrá mejoras. Cuando se efectúe este traspaso, Puigcercós advirtió de que el Gobierno podría "armonizar" el modelo de Catalunya a todo el Estado.

Puigcercós asistió hoy a una comida organizada por la Associació Catalana d'Executius, Directius i Empresaris (ACEDE) en la que se le invitó para hablar del despliegue del Estatut.

MAGISTRADOS DEL TC "SIN EL RIGOR SUFICIENTE".

Preguntado por los recursos de inconstitucionalidad contra el Estatut por uno de los asistentes, Puigcercós contestó que la Generalitat debe "marcar la agenda" al Tribunal Constitucional (TC) para que le "cueste" dictar una sentencia contraria al Estatut.

"Cuanto más despleguemos el Estatut más difícil le resultará al TC dictar una sentencia negativa", aseveró Puigcercós, quien subrayó el "carácter político" del Alto Tribunal.

Además de criterios políticos, Puigcercós denunció que algunos magistrados del tribunal se mueven por intereses "partidistas" y aseguró que algunos de ellos "no tienen el rigor suficiente para estar donde están".

"El TC lo tendrá difícil, pero todo es posible en España", afirmó Puigcercós, quien insistió en que "lo peor que podría pasar" es que el tribunal dictara una "sentencia interpretativa" sobre el texto, es decir, que fijara que los artículos recurridos son constitucionales sólo de acuerdo a una determinada interpretación. Esto, advirtió, podría situarnos en "situaciones peores" que las del Estatut de 1979.

Sin embargo, se mostró esperanzado de que el TC "se replantee su método interno de funcionamiento" por la "propia dignidad" de la institución. Además, señaló que el PP podría replantearse su posición respecto al Estatut si necesita a "aliados catalanes" para gobernar tras las próximas elecciones generales.

LA FINANCIACIÓN "PUEDE QUEDARSE IGUAL".

En cuanto a la negociación de la financiación para Cataluña que deben incluir los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2008, que se aprobarán a finales de este año, Puigcercós advirtió que la financiación "podría seguir igual" que antes de aprobar el Estatut porque éste no fija qué porcentaje de los impuestos estatales serán transferidos a la Generalitat.

"El Estatut no tiene techo ni suelo", dijo Puigcercós, quien consideró que la Generalitat puede ir a negociar la financiación para Catalunya al Consejo de Política Fiscal y Financiera y "quedarse igual".

Por eso, Puigcercós aseguró que, tras la aprobación del Estatut, Catalunya "tiene que ir ahora a una segunda fase compleja" para debatir su sistema de financiación e insistió en que el país necesita "un revulsivo económico" para tener más recursos que invertir en I+D y potenciar su industria.

Para evitar que Cataluña se "quede igual" en materia de financiación, Puigcercós instó a "unir los esfuerzos" de instituciones, partidos, sindicatos, empresarios y el resto de la sociedad civil.

Según Puigcercós, si hay un "planteamiento común" por parte de todos estos sectores será posible mejorar la financiación de Cataluña, así como lograr el traspaso de Cercanías de Renfe, la desclasificación de los aeropuertos de Girona, Reus y Sabadell como infraestructuras estatales, y un nuevo modelo de gestión para el aeropuerto de El Prat (Barcelona).

En este sentido, destacó que las declaraciones del conseller de Economia, Antoni Castells (PSC), quien dijo que el Govern no aceptará una cifra de inversiones estatales similares a las del 2007 para las infraestructuras en Catalunya, "son una demostración de que existe consciencia en el PSC de que se necesita unidad" en Cataluña" frente a la dinámica "tacaña" del Gobierno español.