Actualizado 13/06/2007 00:44 CET

Rajoy cree que a Zapatero, que "le dio esperanzas a ETA", no le quedan "excusas" para no volver a "la firmeza"

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró esta noche que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha "errado" al elegir sus prioridades para la legislatura, especialmente en lo que concierne a "la negociación" con ETA. Tras añadir que Zapatero apostó "por lo que quería ETA y le dio la esperanza que había perdido", señaló que ahora "no hay excusas" para no volver a "la política de la firmeza".

Durante la presentación del libro 'Esta gran nación', fruto de una entrevista de César Alonso de los Ríos al ex ministro del Interior Jaime Mayor Oreja (editorial Libros Libres), el líder de la oposición subrayó que Rodríguez Zapatero debería haber ocupado su tiempo en el poder en intentar que España "avanzara" para tener "un lugar cada vez más distinguido en el mundo", en vez de dedicarse a la memoria histórica, discutir sobre la nación o abrir una negociación con los terroristas.

Según Rajoy, el Gobierno socialista debería haber mantenido los principios del Pacto Antiterrorista que, bajo su punto de vista, lanzaban a la organización etarra un mensaje muy claro: "Gane quien gane, usted pierde". "Lo sensato, lo lógico, lo razonable y lo que decía el sentido común es que había que haber mantenido esa misma línea de actuación", apostilló.

Sin embargo, puntualizó Rajoy, Zapatero "apostó por la negociación, por lo que quería ETA, y le dio la esperanza que había perdido". Y ahora que ETA "ha roto formalmente la tregua", continuó, ya no hay "excusas" para no regresar a la política "de la firmeza".

"SI APUESTAN POR LA DERROTA, YO TAMBIÉN"

En este contexto, Rajoy se refirió, sin citarla, a la reunión que mantuvo ayer en La Moncloa con el presidente Zapatero, tras la cual ya dijo que apoyaría al Ejecutivo en materia antiterrorista "si actúa en consecuencia" y por "coherencia" con lo que el PP ha defendido hasta ahora.

"Los intereses generales de España así lo exigen --enfatizó--. Si el Gobierno, me merezca la opinión que me merezca, apuesta por la derrota, yo también. Mi enemigo es ETA y no el Gobierno. Yo he cumplido. Ahora le toca a otros".

Finalmente, resaltó que ETA seguirá "reclamando" procesos y buscando la negociación y agregó que ante esto, hay que volver al Pacto Antiterrorista y a "afirmar con claridad" que se utilizarán todos los instrumentos contra el terrorismo que permite el Estado de Derecho; que no habrá más negociaciones, y que el único final posible es "la derrota".