Rajoy replica a Zapatero que los ciudadanos de Navarra "siempre" han querido ser "navarros y españoles"

Actualizado 15/03/2007 19:16:38 CET

Apela "a la moderación, al sentido común y a la libertad" para pedir que no se lleve a cabo la 'cacerolada' ante las sedes del partido

GIRONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, replicó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que los ciudadanos de Navarra "siempre" han querido ser "navarros y españoles" y añadió que no le gustaría que la comunidad foral "fuera moneda de cambio de nada con la organización terrorista ETA". Rajoy replicaba así a Zapatero, que esta mañana dijo que "Navarra es y será única y exclusivamente lo que los navarros quieran y decidan en el marco de la Constitución y del Amejoramiento del Fuero, y todo lo demás no sirve para nada".

En declaraciones a la prensa, el líder de los 'populares' señaló que esas palabras del jefe del Ejecutivo son una "obviedad" y resaltó que lo que tendría que aclarar Rodríguez Zapatero es si su partido va a pactar tras las elecciones de mayo con "aquellos que quieren que Navarra deje de ser Navarra".

"Yo no quiero que Navarra deje de ser Navarra, lo digo con claridad, y me gustaría que el presidente del Gobierno también lo dijera y si no piensa de esa manera que diga lo que realmente piensa, porque la gente tiene derecho a saber cuál es su posición en un tema tan importante como éste", añadió.

SOBRE DE JUANA: EL GOBIERNO "TIENE MIEDO"

En una visita esta mañana al Museo Dalí de Figueres (Girona), Rajoy también opinó sobre el caso del preso etarra Iñaki De Juana Chaos, sobre el que apuntó que "el problema de los chantajes es que cuando uno se somete una vez a partir de allí tiene muy difícil no someterse en el futuro".

Rajoy se preguntó qué pasaría "si aparecen otros tres presos de ETA y hacen lo mismo que De Juana Chaos". "¿También los va a liberar? ¿Y si son cinco los presos, hará lo mismo?", inquirió. Rajoy acusó al Ejecutivo de ser "débil" y de "tener miedo" y le reclamó que "no acepte más chantajes".

CACEROLADAS EN LA SEDE DEL PP.

Sobre las caceroladas convocadas vía Internet para este sábado ante las sedes del PP para protestar por las manifestaciones organizadas el pasado fin de semana por este partido, Rajoy calificó estas convocatorias de "antidemocráticas" y dijo que, como tales, esperaba que no se produjeran.

Rajoy apeló "a la moderación, al sentido común y a la libertad" para pedir que no se llevara a cabo la concentración. "A mí no se me ocurre enviar a nadie a la sede del partido socialista ha hacer nada", argumentó.

Sobre el hecho de que, el pasado viernes, el PP de Girona sólo pudiera convocar a 62 simpatizantes frente al Ayuntamiento de Girona en la convocatoria contra la prisión atenuada a De Juana, el líder popular respondió que "agradecía a todas las personas que acudieron a las manifestaciones de Girona y de toda Catalunya".