Actualizado 03/06/2007 23:14 CET

Rajoy ve factible llegar a la Moncloa con un acuerdo con CiU similar al del Majestic

BARCELONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se mostró partidario de alcanzar pactos con CiU para llegar a la Moncloa similares a los del Majestic en 1996, que supuso el apoyo de los nacionalistas a la legislatura de José María Aznar.

En una entrevista publicada hoy en 'La Vanguardia' y recogida por Europa Press, Rajoy afirmó que "en aquella ocasión también parecía difícil y se logró el acuerdo". "Ahora creo que estamos en una buena situación para poder llegar a un entendimiento", concretó.

Preguntado sobre si se ve haciendo un 'Majestic II', Rajoy dijo que "es posible". "No sólo depende de mi, depende de la aritmética electoral y la voluntad de todos", agregó.

Sobre la primera etapa del Gobierno de Aznar, con CiU, y el final de la segunda legislatura, cuando se deterioraron las relaciones, Rajoy señaló: "Probablemente todos cometimos errores, nadie tiene el monopolio del acierto o del error. Lo que hay que intentar es que todas las etapas sean como la de aquel primer gobierno entre 1996 y 2000, en la que los pactos fueron claros, transparentes y respetados".

Matizó que hasta ahora no ha hecho "una oferta a CiU" sino que sólo ha dicho "que podemos entendernos con otros partidos, sobre la base de programas". "De hecho, hemos pactado con el PNV, con CiU, con Coalición Canaria e incluso con el PSOE en algunas ocasiones y en temas muy importantes", agregó.

ESTATUT

En relación a la oposición del PP al Estatut de Catalunya, el presidente del PP remarcó que "hay que esperar a ver qué dice el Tribunal Constitucional y a partir de ahora cambiar el chip". Sobre cuándo sería oportuno que se dictara la sentencia, indicó que respetará y acatará "siempre" lo que "digan los tribunales".

"No se qué momento es más oportuno, pero cuanto antes queden despejadas estas cosas, mejor, porque permitirá trabajar de cara al futuro", añadió. En su opinión, "el sentido común dice que hay que respetar lo que diga el Tribunal Constitucional y tirar para delante. Como empecemos con otros experimentos o más debates estériles, mejor apaga y vámonos".

SINTONÍA CON EMPRESARIOS

En cuanto a su visita a la reunión anual del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona) esta semana, extrajo la conclusión de que "la gente no quiere conflictos artificiales entre partidos, quiere dirigentes que planteen ideas claras, fijen reglas de juego, sean previsibles, tengan credibilidad y den confianza".

Para Rajoy, "lo que importa es la riqueza y el bienestar de la gente, la economía, los impuestos, las infraestructuras, un buen sistema educativo y que atendamos a los retos de la globalización y la productividad de la economía. Entendí ese mensaje".

Constató la "sensibilidad" de los empresarios catalanes hacia infraestructuras como el puerto y el aeropuerto de Barcelona o la red de Cercanías de Renfe, sobre lo que dijo que uno de los puntos destacados de su programa es "el plan estratégico de competitividad de la economía española, y un tema capital son las infraestructuras".

Para hacerlas, dijo, "se necesita mucho coraje, determinación, planificación, capacidad de decisión. Últimamente hemos asistido a debates bizantinos que han paralizado los grandes proyectos, como el cuarto cinturón de Barcelona o el trazado del AVE".

En esta misma línea, señaló que él apostará "por las infraestructuras de toda Espala y en Barcelona, es fundamental para la competitividad de la economía. Primero hay que completar las que están en marcha; es importante el transporte de mercancías entre Barcelona y Francia". "El cuarto cinturón de Barcelona es una urgencia nacional. Los partidos que están en la Generalitat deberían olvidarse de algunos prejuicios y tirar adelante", concluyó.