Actualizado 17/02/2007 20:28 CET

Las representantes de la izquierda abertzale impiden que se consensúe el documento de Ahotsak en contra de la violencia

BILBAO, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las representantes de colectivos de la izquierda abertzale integradas en Ahotsak impidieron hoy que se llegara a consensuar el texto hecho público la semana pasada en el que se apostaba por reconstruir un proceso de paz "en el que no haya ninguna expresión de violencia" y que se desarrolle "sin víctimas, sin amenazas, sin atentados, sin bombas y sin vulneración de los derechos y libertades".

Según informaron a Europa Press fuentes cercanas a la plataforma, al encuentro que hoy celebró Ahotsak en San Sebastián acudió cerca de una treintena de mujeres de diferentes colectivos, partidos, sindicatos y organizaciones sociales.

Entre las asistentes se encontraban las parlamentarias vascas que impulsaron el manifiesto fundacional del colectivo. Por PNV, estuvieron presentes Elixabete Piñol y Gema González de Txabarri; por EA, Onintza Lasa y Nekane Alzelai, mientras que Kontxi Bilbao acudió en nombre de Ezker Batua-Berdeak.

También participaron en el encuentro la parlamentaria del PSE-EE, Genma Zabaleta, y las representantes de Batasuna, Jone Goirizelaia y Joana Regueiro, además de miembros de Aralar, de LAB -como Itziar Lopategi-, de STEE-EILAS, y otras organizaciones, entre ellas, de Navarra y el País Vasco-francés.

La reunión comenzó a las diez y media de la mañana y el debate sobre el documento, que fue "intenso", finalizó a las cuatro de la tarde sin que se llegara a un acuerdo.

Las mismas fuentes señalaron que las mujeres de la izquierda abertzale alegaron que no podían suscribir el texto en los términos en los que estaba elaborado, mientras que el resto de integrantes de Ahotsak se mostraron contrarias a rebajar el contenido.

Ante la persistencia de ambas partes en sus posturas, las representantes de Ahotsak se han dado un plazo de quince días para volverse a reunir con el objetivo de analizar si es posible "acercar posturas".

ATENTADO DE BARAJAS

El contenido del documento había sido pactado en los últimos días entre responsables de este colectivo tras el debate suscitado en su seno con el atentado cometido por ETA en el Aeropuerto de Barajas de Madrid, en el que fallecieron dos personas.

Entonces, se abrió una discusión sobre la necesidad de que Ahotsak realizara un posicionamiento público en contra la violencia, con la pretensión de llegar a un acuerdo por unanimidad que, hasta el momento, ha sido imposible.

El texto que hoy fue objeto de debate no recoge una condena expresa a ETA, pero apuesta por un proceso de paz sin "ninguna expresión de violencia, sin víctimas, sin amenazas, sin atentados, sin bombas y sin vulneración de derechos y libertades". El documento no ha sido, finalmente, respaldado por las mujeres de la izquierda abertzale en el encuentro de hoy.

Tras la reunión, la plataforma reconoció en un comunicado que la propuesta no había logrado un consenso "suficiente", aunque precisó que todas las mujeres que suscribieron el texto fundacional del colectivo han apostado "por la defensa de la no violencia, el diálogo y el acuerdo como método para resolver todas las cuestiones pendientes y superar definitivamente la violencia en todas sus manifestaciones".