Ridao advierte de que ERC no debe ser un "partido de trinchera" ni debe imponer su "programa máximo" al tripartito

Actualizado 20/10/2007 20:05:29 CET

BARCELONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario de ERC y futuro candidato a las elecciones generales, Joan Ridao, defendió hoy la ponencia oficial del partido remarcando, ante los sectores críticos, que ERC "no puede ser un partido de trinchera" y de reivindicación, sino que "debe trabajar desde el Gobierno" catalán para impulsar sus objetivos de independencia. Al mismo tiempo, advirtió de que, al formar parte de un gobierno de coalición, "no puede imponer su programa de máximos porque quiere decir tanto como irse a la oposición".

Ridao insistió en que la construcción de un Estado propio sólo es factible "desde el Gobierno, aunque sea un gobierno autónomo", y remarcó que ERC no puede ser "ni un frente patriótico que abandone su ADN social y nacional", en alusión a las reclamaciones de Reagrupament.cat (RCat), "ni simplemente un referente ideológico puro, pero inerme e inoperante, ni un partido que se inhibe y regala el ejercicio del poder a la sociovergencia".

"Hemos de gobernar, porque está en juego el reconocimiento de la independencia como fuerza de gobierno creíble, seria y ordenada", afirmó, aunque matizó que ello no significa "gobernar a cualquier precio" y "apoltronado en el sofá". Ridao consideró que todo ello "requiere un cambio de cultura organizativa de ERC".

Ante más de 2.500 militantes de ERC que ya copaban la sala grande del Palau de Congresos y una sala anexa, en la que se seguían las intervenciones a través de una gran pantalla, Ridao defendió también la necesidad de construir una mayoría social proclive a la independencia, advirtiendo de que el ejercicio "mañana mismo" del derecho de autodeterminación sería "hacer un salto más allá de donde el pueblo está" en estos momentos y supondría "un error de la máxima magnitud".

Así, consideró que "más allá del marco legal" que permita o no la realización del referéndum de autodeterminación, lo que es "indispensable" para decidirse a llevarlo a cabo es constatar que existe "una mayoría" social propicia a ello. Por ello, señaló que la consulta popular que ERC propone para el 11 de septiembre de 2014 en la ponencia oficial debe ser "la culminación de un proceso de profundos cambios políticos e institucionales del país", para "no fracasar antes de tiempo ni destrozar el potencial" de la fórmula del referéndum de autodeterminación.

Ridao aseguró que la voluntad de ERC debe ser la de "ser un partido de gobierno fuerte" y defendió la labor desempeñada hasta ahora "quizás demasiado discretamente" por los consellers republicanos en el Govern de Entesa. El ponente de la dirección resumió la estrategia propuesta en "tres grandes ingredientes", los de la "identidad", en el que destacó la promoción de una ley político lingüística; la del "progreso", en el que abogó por buscar "a medio plazo" un nuevo sistema de financiación y después el "concierto económico"; y el de la internacionalización de Catalunya.

El futuro candidato de ERC a las generales reconoció el "cabreo y desencanto" de la sociedad catalana al "constatar que Catalunya tiene unas infraestructuras de tercera para un país de segunda", además de otras cuestiones como "una financiación expoliadora" y señaló que, con ello, "Catalunya ha perdido el liderazgo hispánico sobre el que descansaba buena parte del catalanismo" autonomista.

Así, consideró que Catalunya "se encuentra en una encrucijada histórica" en la que "el catalanismo está desorientado", pero se mostró convencido de que esta situación ha comportado "una concienciación social" y hace que "cada vez más gente sienta que España es un lastre que no nos deja avanzar" y "asocie el derecho a decidir con la noción de una causa justa".

El ponente de la dirección, que insistió en destacar el "esfuerzo de consenso" con el que se han integrado a la ponencia oficial 440 enmiendas de las 458 presentadas, hizo también "autocrítica" por los "titubeos" de ERC a la hora de fijar su 'no' al Estatut, alegando que "no supo ver a tiempo que el pacto Mas-Zapatero era un pacto de hierro" que comportaba condiciones "incluso de quién debía ser el próximo presidente de la Generalitat".

También reconoció que "el esfuerzo de pragmatismo de ERC" al querer "contribuir junto a la izquierda española al avance hacia el federalismo" con su apoyo al PSOE en el Congreso "no se ha visto recompensado", por lo que insistió en que "el agotamiento" de la vía autonomista y estatutaria sólo deja como "única salida" el avanzar hacia una consulta de autodeterminación.

Con su intervención de 20 minutos, que recibió el aplauso tímido de Uriel Bertran y Pilar Dellunde, principales representantes de la corriente crítica Esquerra Independentista (EI), no así del ex conseller Joan Carretero y varios representantes más del movimiento Reagrupament.cat, Ridao abrió la sesión de debate y votaciones de la Conferencia Nacional de ERC.

Los 1.800 militantes de ERC que se habían inscrito esta mañana en el Palau de Congresos alcanzaron esta tarde cerca de los 2.800 previstos --algunos de ellos llegados en autocar también desde la Comunidad Valenciana-- y coparon al completo los dos pisos del auditorio principal del edificio, precisando ocupar además una sala anexa.