Rosell duda de su elección para el CGPJ en una mesa en la que "solo se sientan PP y PSOE" y niega influencia de Podemos

La diputada de Podemos y jueza Victoria Rosell
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/11/2018 11:44:36CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La exdiputada de Podemos y magistrada candidata vocal al Consejo General del Poder Judicial(CGPJ), Victoria Rosell, ha expresado sus dudas respecto a su posible elección en el Consejo debido a que la negociación para renovar el CGPJ está en manos de PSOE y PP, criticando que el sistema no esté abierto al resto de formaciones.

"Se está negociando en una mesa en la que solo están sentados PP y PSOE", ha recalcado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press. Rossell ha puesto el acento en la importancia de recuperar la "credibilidad" de la cúpula del poder judicial que "afecta" a todos los órganos judiciales.

Así, ha señalado que la crisis vivida por el Supremo por el caso del impuesto de las hipotecas está perjudicando de forma "inmerecida" al resto de órganos judiciales. Para la jueza, el CGPJ tiene que "recuperar" la credibilidad de la cúpula del poder Judicial con la "ayuda" de la nueva ley, prevista para entrar en vigor antes de la renovación del Consejo.

Sobre la posibilidad de ser una de las vocales del CGPJ, a petición de Podemos, formación con la que fue diputada en la XI Legislatura, ha valorado que los partidos eligen un número limitado.

"Nos hemos presentado un total de 51 jueces, de los cuales tienen que elegir 12 entre el Congreso y el Senado", ha indicado, asimismo, considera que el hecho de que PP y PSOE estén dominando las negociaciones le puede restar opciones para ser vocal.

"Dado que se está negociando en una mesa en la que solo están sentados PP y PSOE, a mi no me han confirmado nada", ha añadido la magistrada canaria.

Y sobre la influencia que tiene Podemos en la renovación del órgano judicial, ha asegurado que si la tuviera reclamaría un CGPJ "progresista". "El sistema es el que es y creo que podría ser más transparente", ha opinado Rosell, que ha añadido que lo que está aumentando es la presencia femenina.

"Me gustaría que fuese una terna de cuatro mujeres antes que un presidente pactado", ha zanjado con respecto al futuro de dicho órgano judicial.

SU LITIGIO NO LE RESTARÁ AUTONOMÍA JUDICIAL

Preguntada si las querellas que recibió siendo diputada de Podemos afectarán a su autonomía judicial de ser elegida vocal, ella ha negado esta posibilidad.

"He tenido que luchar contra todo eso y lo he ganado, sigo confiando en la justicia, pero lo he tenido que trabajar, no creo que una experiencia así vaya a restar", ha asegurado.

El caso se remonta al año 2015, cuando Rosell estaba instruyendo una causa contra el presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez. Al dejar el cargo para dedicarse a la política, su sustituto, el magistrado Salvador Alba, descubrió que la pareja sentimental de Rosell, Carlos Sosa, había hecho negocios con el empresario y la Fiscalía propuso estudiar si ella había cometido falta disciplinaria.

"Todo eso viene a partir de ser diputada y viene por parte del ministro Soria que me presentó una querella, evidentemente política", ha explicado Rosell. Según la magistrada, su experiencia, de la que salió victoriosa en los tribunales, "no resta, sino que suma".

Contador