San Gil dice a la gente "de buena fe" que se manifestó en Bilbao que "pronto se volverá a hablar de contactos"

Actualizado 14/01/2007 20:31:01 CET

BILBAO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP vasco, María San Gil, aseguró hoy que "toda esa gente que ayer se manifestó de muy buena fe" en Bilbao, "verán dentro de un tiempo que este proceso no está roto, que está sumergido, y que vuelve a aflorar a la superficie y se vuelve a hablar de contactos con ETA-Batasuna".

En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, señaló que, por este motivo, desde el PP "han acertado no estando en las dos manifestaciones" convocadas ayer en Madrid y Bilbao. "Siempre estaremos en las manifestaciones que sean clarísimamente y rotundamente contra ETA y contra el diálogo y la negociación con la banda terrorista", añadió.

Respecto a la ruptura del consenso entre PSOE y PP en la lucha antiterrorista, recordó que éste "ya existía" en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, por lo que "no hay que inventarse nada nuevo".

"Lo que tiene que hacer el Gobierno es explicar por qué se ha marchado del pacto, convirtiéndolo en papel mojado. Además de unir a los dos grandes partidos mayoritarios, era una de las medidas más eficaces para la derrota y el fin del terrorismo", añadió.

En este sentido, advirtió de que, si la unidad de los demócratas "consiste en sentarse y unirse con el PNV o ERC, que son partidos que nunca han querido la derrota de ETA", el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, tendrá que explicar las razones de "ese cambio tan radical en la política antiterrorista".

Preguntada sobre la posibilidad de un nuevo acuerdo de lucha antiterrorista, recordó que el último punto del Pacto Antiterrorista "era una puerta abierta, una invitación al resto de formaciones políticas para aglutinar esa voluntad mayoritaria para derrotar a ETA". "¿Por qué hay que cambiar un documento eficaz y válido para derrotar a ETA?", se preguntó.

DERROTA Y NO NEGOCIACIÓN

Además, sobre el apoyo del PP a la política antiterrorista de Zapatero, señaló que, cuando el presidente popular, Mariano Rajoy, acudió a la Moncloa tras la declaración del alto el fuego permanente, ofreció "todo su apoyo para verificar la voluntad real de ETA de dejar las armas".

A su entender, el problema ha venido porque, "durante todo este tiempo, Zapatero no ha buscado la derrota del terrorismo, sino el pacto, la negociación con ETA-Batasuna". "Nos han querido engañar diciendo que la paz estaba más cerca, pero es una paz que interesa a ETA, nosotros queremos trabajar por la libertad de los ciudadanos", añadió.

Sobre las dificultades para completar sus listas electorales de cara a las elecciones municipales de mayo, para lo que se han ofrecido desde varios sindicatos policiales, indicó que ahora los candidatos del PP "no sienten el respaldo del Estado de Derecho", pero que, aún así, son "un partido muy grande y del resto de comunidades autónomas los compañeros se prestan a completar listas para estar en todos los pueblos de Euskadi".