Publicado 10/11/2020 19:13CET

San Gil dice que sigue la "opresión" en Euskadi pero hay jóvenes que ven en 'Patria' una ficción como 'Juego de Tronos'

 La ex presidenta del PP en el País Vasco María San Gil.
La ex presidenta del PP en el País Vasco María San Gil. - EUROPA PRESS - Archivo

Asegura que el PNV es "un partido de traidores" y recalca que ya se vio en la moción de censura contra Mariano Rajoy

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de la Fundación Villacisneros y expresidenta del PP vasco, María San Gil, ha defendido este martes contar "la verdad" sobre ETA porque, según ha dicho, en el País Vasco sigue "un clima de opresión" y hay jóvenes que consideran que la serie televisiva 'Patria', basada en la novela de Fernando Aramburu, es una ficción como 'Juego de Tronos', producción basada en la novela de fantasía del autor estadounidense George R. R. Martin.

Así se ha pronunciado en un acto organizado por FAES, junto al presidente de la Asociación Esteban de Garibay, Carlos Urquijo, con motivo de la reciente presentación del libro 'ETA: 50 años de terrorismo nacionalista', editado por la Fundación Villacisneros con la colaboración de CEU ediciones.

En un coloquio moderado por Mila Milosevich, San Gil ha explicado que decidieron impulsar este libro porque les parecía "indignante" que 50 años después se quiera vivir como si ETA "no hubiera existido", poniendo un "tupido velo" sobre lo ocurrido ante una sociedad "absolutamente narcotizada".

La expresidenta del PP vasco ha recalcado que hay que "pasar a la acción para intentar revertir" la situación actual ante un "relato tergiversado" y "no se ajusta a la realidad" con el objetivo de "contar la verdad sobre lo que ha pasado y sigue pasando", y para "intentar despertar conciencias".

Aunque ha confesado que no ha visto las series sobre ETA ni ha leído 'Patria' porque se le hace "cuesta arriba", San Gil ha defendido las producciones y obras que se están haciendo sobre la banda terrorista para "abrir los ojos de mucha gente" porque, según ha resaltado, en el País Vasco "sigue habiendo un clima de opresión y una libertad entre comillas".

En este sentido, ha asegurado que es "bueno" que la sociedad española escuche y vea lo que sigue "opinando una parte importante de la sociedad vasca". Eso sí, ha revelado que un joven le dijo recientemente que "veía 'Patria' como veía 'Juego de Tronos'", como si fuese una "ficción". "Y me di cuenta de que a mucha gente ver eso les puede parecer algo que no ha ocurrido o que ha ocurrido en un pasado muy lejano", ha advertido.

Por el contrario, Urquijo ha expresado sus dudas sobre dar voz a personas vinculadas al mundo de ETA en esos documentales o series. "Todavía hay gente en el País Vasco que piensa que esa barbaridad estuvo bien pero se me hace cuesta arriba dar voz y publicidad a estos testimonios aberrantes", ha apostillado.

"CON ETA NO HEMOS TERMINADO"

San Gil ha subrayado que con ETA "no han terminado" sino que "la han legitimado entre todos" y ahora "forma parte de la vida política del país" tras su presencia en instituciones y haberse convertido en "socio prioritario" del Gobierno a pesar de "no haber pedido perdón y no haberse arrepentido".

"Esto nos tiene que servir para darnos cuenta de que la historia no se puede repetir pero que todavía hay muchas culpas que pagar y penas que cumplir. No se puede legitimar a los terroristas como si fueran demócratas de pleno derecho", ha manifestado.

San Gil, que también es patrona de FAES, ha confesado que no lo han hecho "bien" los partidos constitucionalistas al dar un protagonismo "absolutamente desmedido" al "brazo político" de la banda terrorista. "ETA ha ganado", ha manifestado, para quejarse de lo que han conseguido con José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez.

De la misma manera, Carlos Urquijo ha afirmado que ETA "no se ha ido" sino que "está más presente que nunca" y "pone y quita gobiernos", como se vio en Navarra. "Y Sánchez está en Moncloa gracias a los votos de los testaferros de ETA", ha manifestado.

Además, Urquijo ha señalado que han realizado también un diccionario porque "los responsables de estos 50 años de terror" son "especialistas en transformar el lenguaje y ponerlo a su servicio", "blanqueando la historia de ETA utilizando determinados términos" como "impuesto revolucionario", "conflicto" o "derecho a decidir". En su opinión, las definiciones y contar el relato "tal y como fue es crucial".

CRÍTICAS AL PNV

San Gil ha arremetido duramente contra el PNV, que ha definido como "un partido de traidores". Como prueba de ello ha citado lo ocurrido en la moción de censura contra Mariano Rajoy. "Acababan de firmar el Presupuesto con el PP y no tuvieron ningún tipo de pudor ni de vergüenza en apoyar la moción de censura de Pedro Sánchez. Solo piensan en sus intereses", ha aseverado.

La expresidenta del PP vasco ha indicado que ahora el PNV no puede "soportar" que Bildu ahora quiera negociar con el Gobierno de PSOE y Podemos para lograr "prebendas y presupuestos" para el País Vasco, "quitándoles el papel" protagonista.

También Urquijo ha arremetido contra el comportamiento del PNV, que ve "más vergonzoso que el de Herri Batasuna". A su juicio, este último partido "iba de frente" pero el PNV "tiraba la piedra y escondía la mano". Y tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, ha proseguido, tuvo "tal pavor a que el final de ETA fuera el final del nacionalismo que, en vez de abrazarse a las víctimas, al PP y al PSE, se abrazó a ETA".

Además, se ha mostrado partidario de reformar la Ley Electoral General para impedir que se repita lo ocurrido en las últimas generales, ya que Cs, con un 1,6 millones de votos logró 10 diputados y el PNV con 377.000 tiene siete escaños. Según ha dicho, eso "no es democrático" y deben ponerse de acuerdo PP y PSE para acabar con e se "chantaje" de los nacionalistas.

EL PP VASCO Y LA PÉRDIDA DE SUS SEÑAS DE IDENTIDAD

Tras los resultados cosechados por la coalición PP+Cs en las elecciones vascas del 12 de julio --siete escaños frente a los nueve que logró Alfonso Alonso--, San Gil no cree que no funcionara esa unión sino que en los últimos 10 años el PP vasco había "abandonado sus señas de identidad".

San Gil ha indicado que el PP vasco "dinamitó su esencia" y dejó de ser "reconocible" al convertirse en "política pop" y abrazar lo "políticamente correcto". Por eso, ha dicho que ahora hace falta "mucho trabajo, estar en la calle y valentía para defender en lo que creen". "La defensa de España tiene que ser algo cotidiano y normal", ha enfatizado.

Finalmente, y ante la situación "difícil" por la que atraviesa España ha llamado la movilización de la sociedad civil para actuar ante la "cantidad de acciones políticas que está llevando a cabo este frente popular" del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. A su entender, las asociaciones deben estar "atentas", hacer "pedagogía" y plantear "una alternativa" a este Ejecutivo.

Contador

Para leer más