Sánchez pone el foco en evitar una alta abstención porque es el "clavo" al que se agarrará la derecha

AV.- 28A.- Vara insta a votar al PSOE, si no se quieren pactos, porque siempre "ha estado al lado de España"
DIEGO CASILLAS -- EUROPA PRESS
Actualizado 24/04/2019 15:46:53 CET

BADAJOZ, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, se ha dirigido este miércoles directamente a los abstencionistas, a los que ha intentado convencer de que acudan a votar el domingo a los socialistas si no quieren beneficiar a la derecha.

"La derecha tiene un clavo al que agarrarse, la abstención. Si el próximo domingo nos movilizamos todos, España mirará al futuro", ha subrayado en un mitin ante 1.500 personas en Badajoz, con el que ha retomado su agenda de campaña después de tres días dedicados íntegramente a los debates electorales.

A aquellos indecisos a quienes Sánchez, a estas alturas, aún no ha conseguido convencer, les ha pedido el voto apelando a que el PSOE es el único partido que ofrece un proyecto "cabal, sensato y moderado" para España y el único capaz de frenar a las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox, que pactarán para formar gobierno si suman mayoría, ha advertido.

"Sólo se puede votar al PSOE" para garantizar "estabilidad, futuro" y para "frenar a la derecha", ha resumido Sánchez, que ha llegado con hora y media de retraso al acto, lo que ha provocado que se improvisara una intervención del histórico dirigente Juan Carlos Rodríguez Ibarra para hacer tiempo.

"El futuro, hoy más que nunca, lo representa el PSOE", ha incidido un día después del debate de Atresmedia, en el que la moderada intervención del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha tenido una grata acogida entre los analistas políticos.

"APRETAR, Y MUCHO" HASTA LLEGAR A LA META

Sánchez ha admitido que el próximo domingo no se trata sólo de "ganar" y quedar primeros, sino de sumar los apoyos necesarios para poder gobernar. A pocos metros de llegar a la meta, ha dicho, "hay que apretar y mucho".

El líder socialista ha pretendido animar el voto llamando a hacer el domingo "una moción de censura social que deje atrás la desigualdad, la corrupción y la confrontación territorial" que representa, a su juicio, el proyecto de las tres derechas.

Si en el debate de anoche llegó a decir que entre sus planes no estaba pactar con Ciudadanos tras el 28 de abril, este miércoles ha vuelto a emplear el argumento que venía utilizando a lo largo de la campaña y que consiste en posponer ese debate al día después de los comicios.

"Ya hablaremos de qué ocurrirá el lunes", ha indicado. Porque "lo más importante" ahora es "unir el voto en torno al único partido" que puede garantizar que España siga avanzando, el PSOE. Y es que la noche del 28 de abril hay una certeza: si las tres derechas suman, gobernarán para hacer en España lo mismo que en Andalucía.

Como viene haciendo en todos sus mítines, Sánchez ha reivindicado su gestión en el Gobierno en estos 10 meses. A su juicio, ha "demostrado que se puede hacer política de otra manera", siendo útiles a la ciudadanía y atendiendo sobre todo a los más vulnerables.

La recuperación del subsidio para parados de más de 52 años y de la cotización a la Seguridad Social de las personas, la mayoría mujeres, que cuidan de familiares dependientes, el aumento de la prestación por hijo a cargo para las familias con menos recursos, la revalorización de las pensiones, la subida del sueldo de los funcionarios o del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros son algunos de los logros que ha mencionado.

Pero también se ha referido a su hoja de ruta para el futuro. Impulsar el cambio de modelo económico hacia uno más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, haciendo de esta transición un motor de creación de empleo; garantizar que no se dé un paso atrás en los derechos y libertades de las mujeres y unas pensiones dignas están entre sus compromisos de futuro. Esta tarde, Sánchez ofrecerá otro mitin en Gijón (Asturias).