Sánchez se verá con Tusk, Macron y Merkel en la cumbre que abrirá la discusión sobre reparto de cargos europeos

EU Summit in Brussels
Thierry Roge/BELGA/dpa - Archivo
Actualizado 07/05/2019 14:23:17 CET

Defenderá una UE que decida por mayoría fiscalidad y política exterior, gestión común de la migración y un plan inversor en África

MADRID/BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha preparado una intensa agenda de reuniones bilaterales en los márgenes de la Cumbre informal de Sibiu (Rumanía), que tendrá lugar el jueves y será el foro donde los líderes europeos empezarán la discusión sobre el futuro 'reparto' de puestos en las instituciones europeas.

Con ese telón de fondo, Sánchez tiene previstas citas con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el presidente francés, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel y los primeros ministros de Italia, Giuseppe Conte; Países Bajos, Mark Rutte y Bélgica, Charles Michel, han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

Los líderes europeos tienen que elegir a nuevos presidentes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, así como a un alto representante de Política Exterior y al presidente del Banco Central Europeo. En Sibiu no habrá ninguna decisión, ni está previsto que se desvelen nuevos candidatos, pero Tusk sí quiere sacar el tema e informar a los líderes de cómo piensa gestionar el proceso.

Además, aún está por ver el resultado de las elecciones europeas. Aunque ya es tradición que el presidente de la Comisión sea de la familia política más votada --o la que pueda obtener respaldo de la Eurocámara--, el Consejo ha dejado claro que no habrá ningún automatismo y que, aunque esté obligado a "tener en cuenta" el resultado electoral, va a mantener su autonomía a la hora de elegir al presidente del Ejecutivo comunitario.

Sánchez acude a la Cumbre como presidente del Gobierno en funciones, pero después de una victoria electoral y con la expectativa de poder gobernar y, por tanto, participar en las decisiones sobre la futura cúpula institucional europea.

El objetivo de los 27 es alcanzar un acuerdo en el Consejo Europeo de junio y, para ello, Tusk trabaja con la idea de convocar una cumbre extraordinaria justo después de las elecciones europeas, posiblemente el día 28.

En la Cumbre de Sibiu los 27 --Reino Unido no acude ya-- tratarán también de acordar las prioridades clave para nueva legislatura, lo que han bautizado como 'Agenda estratégica'.

Aunque los Veintisiete han dado una nueva prórroga a Reino Unido para que prepare de manera ordenada su salida del club, Tusk quiere que de esta cumbre informal sin Theresa May salga un mensaje claro de unidad y de compromiso de los países del bloque de encarar juntos los retos que afrontan más allá del Brexit.

Por ello, los líderes adoptarán una declaración "solemne y formal para señalar la unidad y la confianza" en la UE, según fuentes europeas, que admiten que no se tomarán "decisiones épicas" en Sibiu, pero subrayan que será el inicio de una reflexión que en próximas cumbres será más profunda sobre la agenda de los Veintisiete para el periodo 2020-2024.

PRIORIDADES PARA LA PRÓXIMA LEGISLATURA

Con la agenda que los líderes empezarán a dibujar para el próximo periodo se quiere sentar las prioridades clave para la nueva legislatura y guiar el trabajo de todas las instituciones, cuando empiecen la nueva legislatura.

Por eso, esta reunión será también el momento en que Tusk traslade a los líderes cómo espera gestionar en los próximos meses las conversaciones para designar a los nuevos jefes de las instituciones. "Es bastante difícil discutir la agenda estratégica de la futura UE sin saber quienes estarán", justificaba un alto funcionario.

Con vistas a la Agenda Estratégica 2019-2024, el Gobierno español ha hecho ya circular entre sus socios europeos las prioridades que expondrá Sánchez. Las propuestas, a las que ha tenido acceso Europa Press, incluyen la necesidad de avanzar hacia una UE donde los asuntos fiscales se decidan por mayoría cualificada, y no por unanimidad como hasta ahora, y lo mismo con la política exterior, con la excepción de los asuntos que sean más acuciantes para los intereses nacionales.

Entre las propuestas se presta atención al reto de la migración, y propone una respuesta coordinada, europea e internacional, que incluya diálogo y cooperación con los países de origen para frenar la inmigración ilegal y facilitar vías legales.

Sánchez cree que la UE debe tener en cuenta, política y económicamente, la carga que afrontan los países que deben frenar las salidas de migrantes. También quiere un plan rápido y reforzado de inversión europea en África.

APOYO A LOS PAÍSES QUE PROTEGEN LA FRONTERA EXTERIOR

De puertas adentro, reclamará más apoyo europeo para los países que están en primera línea, como España, que "protegen la frontera exterior común", incluyendo ayuda rápida de la guardia costera cuando se solicite. También recordará la necesidad de una reforma equilibrada del sistema de asilo y la importancia de las políticas de integración.

Además, las propuestas españolas insisten en la tradicional apuesta por un presupuesto europeo 2021-2027 fuerte, que permita proteger los intereses de los ciudadanos y así evitar dar alas al "descontento" ciudadano y a los adversarios de la UE.

El Gobierno español quiere un presupuesto que financie adecuadamente las políticas de cohesión y agrícola, además de una estategia de igualdad de género vinculante y un refuerzo del pilar social que incluya un seguro de desempleo común y complementario a los de los Estados miembros.

Combatir el desempleo juvenil, reforzar el mercado único, poner en común la innovación para impulsar la competitividad y protegerse de prácticas desleales con un arancel al carbono o mecanismos de compensación similares son otras de las propuestas españolas.

En el capítulo de lucha contra el cambio climático, apostará por un 'New Deal' verde y europeo que incluya grandes inversiones para la transición a una economía descarbonizada.

Contador

Para leer más