SCC reprocha a Torra que los Mossos actuaran "de forma partidista" a favor de los CDR y contra la marcha por el español

José Rosiñol, presidente de Sociedad Civil Catalana
Europa Press - Archivo
Publicado 17/09/2018 17:54:34CET

Acusa a los Comités de comportamiento "fascista" y avisa al Govern de que la mitad de la población puede dejar de reconocerle como autoridad

BARCELONA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Societat Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, ha enviado este lunes una carta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la que le reprocha que "los dirigentes de los Mossos d'Esquadra actuaron de forma partidista" este domingo durante la manifestación en Barcelona contra el sistema de inmersión lingüística en la escuela.

En la misiva, recogida por Europa Press, asegura que la acción policial "impidió que miles de ciudadanos pudieran ejercer sus derechos fundamentales y civiles".

Estaba previsto que la marcha, convocada por la plataforma Hablamos Español 'Contra la imposición lingüística y el adoctrinamiento: Libertad', acabara en la plaza Sant Jaume, pero una protesta previa de los Comités de Defensa de la República (CDR) en ese espacio impidió que la manifestación pudiera llegar.

Un grupo de independentistas lleva concentrado en la plaza desde el día 11 de septiembre para exigir la República catalana y, al enterarse de la manifestación de 'Hablemos Español', hicieron un llamamiento para que la gente acudiera a la plaza, que congregó a unos 1.500 soberanistas.

LOS MOSSOS NO RESPETAN LAS SENTENCIAS DEL TRIBUNAL DE DERECHOS HUMANOS

Esa acción es, para Rosiñol, "un planteamiento típicamente fascista" que impidió a miles de ciudadanos manifestarse libremente pese a contar con autorización, y ha anunciado que tomarán iniciativas, también legales, para defenderse ante lo que cree una vulneración de derechos.

Según Rosiñol, la actuación de los CDR, que impidieron y violentaron el derecho a una manifestación organizada, está claramente tipificada como delito en el artículo 514.4 del Código Penal.

Además, señala que la actuación gubernativa no solo ignoró los "derechos constitucionales y civiles" de miles de catalanes, sino que "incumplió" abiertamente la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

En este sentido, recuerda la sentencia del caso Platform Ärze fu*r das Leven (1982), en la que el TEDH dictaminó que "la administración pública no podía permanecer pasiva ante contramanifestaciones y debía garantizar que los manifestantes pudieran ejercer su derecho en libertad".

"El Tribunal recordaba que en una manifestación pueden defenderse principios que otros ciudadanos no comparten, pero la autoridad debe garantizar que todo el mundo pueda expresarse sin verse intimidado", ha añadido en la carta a Torra.

Por ello, considera que lo ocurrido ayer "no es sólo un ejemplo más de la triste fractura social que vive la sociedad catalana, provocada por el empecinamiento de un proceso de segregación política desplegado al margen del Estado democrático de Derecho. Lo que sucedió es todavía más grave" por la acción de los Mossos, asegura.

"DEJARON QUE LOS RADICALES OCUPARAN LA PLAZA"

La policía catalana cortó el paso a la marcha por la educación en castellano en Via Laietana, a la altura de la calle Jaume I, e impidió que los manifestantes se dirigieran hacia la plaza Sant Jaume para evitar enfrentamientos.

SCC reprocha a los Mossos que "en lugar de garantizar las condiciones para que pudieran manifestarse tranquilamente según el itinerario previsto, dejaron que grupos radicalizados ocuparan la plaza".

Y advierte a los responsables políticos catalanes de que "corren el riesgo de que más de la mitad de la población catalana deje de reconocerles como autoridad".