Actualizado 23/09/2015 14:31 CET

SCC subraya que Cataluña es donde hay menos donantes de órganos y no podría mantener el ritmo sin los de otras CCAA

Donantes de Sangre
EUROPA PRESS

Avisa de que la investigación biomédica en Cataluña recibe más de 100 millones del Gobierno central y de la UE

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Sociedad Civil Catalana (SCC) ha avisado este miércoles de las consecuencias que tendría la independencia de Cataluña para la sanidad y, entre otros asuntos, ha recordado que ésta fue la comunidad con menor tasa de donantes de órganos en 2014, y "no podría conseguir los resultados actuales en trasplantes sin la donación solidaria y altruista de órganos y tejidos del resto" de España.

Según el balance de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en 2014 Cataluña fue la comunidad con menor tasa de donantes, 29 por cada millón de habitantes (pmp) mientras, frente a una media nacional de 36 pmp. Los hospitales catalanes realizaron un total de 908 trasplantes (de un total de 4.360 en toda España) y recibieron de otras comunidades 196 órganos, mientras que otros 40 salieron de allí hacia otras comunidades.

Por todo ello, SCC considera que "Cataluña es la Comunidad Autónoma más beneficiada con el sistema español de trasplantes". La organización no menciona el hecho de que los trasplantados en hospitales catalanes pueden proceder de cualquier lugar de España sino que pone el foco en que, gracias a su actividad en este ámbito, Cataluña fue la comunidad que más dinero ingresó del Estado (220 millones de euros entre 2010 y 2013).

En la misma línea, recalca que a día de hoy Cataluña es la comunidad que más dinero obtiene del Estado para investigación biomédica, cerca del 50 por ciento del total y también el 50 por ciento de los fondos europeos que recibe España.

Un día después de que una docena de científicos catalanes hayan pedido el voto para la Juntos por el Sí, la lista independentista de Artur Mas, SCC avisa de que la investigación biomédica en Cataluña recibe del Gobierno español 60 millones de euros y otros 50 millones de fondos europeos, a lo que habría que sumar "66 millones de la industria del medicamento relacionados con el Estado", según esta organización.

SCC cifra en 55 millones de euros la financiación de la Generalitat a este sector mientras que el resto, hasta 260 millones de euros (según datos de 2012) proceden del sector privado. En el sector, añade, trabajan más de 10.000 personas en Cataluña y cada euro invertido se multiplica por dos en actividad económica.

Por otro lado, SCC advierte de que si Cataluña se independiza sus ciudadanos perderían su tarjeta sanitaria y el derecho a la asistencia sanitaria en el resto de España y en Europa.

SÍ AL MIR, NO A LOS RECORTES

La organización elogia el sistema público estatal de formación de especialistas (vía MIR) y destaca su reconocimiento internacional. Frente a eso, apunta que en Cataluña los recortes de los últimos cinco años "apuntan un nuevo sistema sanitario que pondría en peligro el excelente modelo de formación de especialistas".

En la misma línea, denuncia que en los últimos años el sistema sanitario catalán "ha sido objeto de numerosos casos de clientelismo político y de corrupción para beneficio del partido en el poder y de sus dirigentes" y que los ciudadanos sufren los recortes y la privatizació al tiempo que se dedican "ingentes cantidades de dinero para el proceso independentista".

El modelo sanitario de Mas, dice SCC, parecen ser los "recortes indiscriminados, reducción del presupuesto un 15% y de salarios un 20%, disminución de personal un 10%, listas de espera, saturación de urgencias y del médico de familia, corrupción y privatizaciones".

Por eso, se pregunta por qué hay que creer ahora que un nuevo país tendría un modelo sanitario "maravilloso", ya que hasta ahora el Gobierno de Mas no lo ha hecho. "No dicen la verdad y menos al doblar el déficit de Cataluña de 35.000 a 70.000 Millones de euros en cinco años", denuncia SCC.