Actualizado 31/05/2007 19:06 CET

Un sector del PSPV prepara una estrategia para contrarrestar la posibilidad de que Jordi Sevilla suceda a Pla

Barajan elaborar una lista de lugares en los que el ministro hizo campaña y los resultados electorales han sido malos

VALENCIA/MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Un sector del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) se prepara para hacer frente a la posibilidad de que, ante los malos resultados obtenidos en las municipales y autonómicas, la dirección nacional decida enviar un recambio para el actual secretario general, Joan Ignasi Pla que, temen, podría ser el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, natural de Castellón y que ha participado activamente en la campaña electoral, según informaron a Europa Press fuentes socialistas.

Este grupo baraja elaborar una lista de lugares en los que Jordi Sevilla ha realizado actos de campaña en las municipales y autonómicas y donde el PSPV no ha cosechado buenos resultados. Entre ellos, Castellón capital, donde Sevilla participó en un mitin durante la Fiesta de Rosa, acto de inicio de campaña del PSPV, celebrado el 11 de mayo y en el mitin de final de campaña, en el Museo de Bellas Artes. El PP ha mantenido la mayoría absoluta, aunque el PSPV ha ganado dos concejales respecto a las pasadas elecciones.

En la localidad de Onda, Sevilla participó el 24 de mayo en un mitin de apoyo al candidato socialista a la alcaldía de esta localidad, Enrique Navarro. El PSOE ha perdido la mayoría absoluta que tenía en la pasada legislatura.

En Vila-real, el titular del MAP respaldó al candidato socialista, José Benlloch. El PP ha mantenido la mayoría absoluta tras las elecciones a pesar de que el anterior alcalde popular, Manuel Vilanova, tuvo que dejar el cargo antes de concluir la legislatura tras ser condenado por el TS a un año y medio de prisión y a ocho de inhabilitación por un delito de prevaricación en la emisión ilegal de ruidos de la empresa Rocersa.

RETRASAR LA CRISIS HASTA 2008

Sin embargo, desde la dirección nacional del partido se han dado instrucciones al PSPV de contener la crisis hasta pasadas las generales, previstas para la primavera de 2008.

Pero no sólo preparan estrategia los afectos a Pla sino también aquellos que ven con buenos ojos la posibilidad de la llegada del ministro. Así, este sector argumenta que Jordi Sevilla, como secretario general del PSPV, sabría "vender" bien las inversiones del Gobierno en la región, algo que a su juicio no se ha hecho en la campaña y que, sin embargo, ha sido capitalizado por el candidato 'popular' Francisco Camps. Sevilla, preguntado por esta agencia, ha rechazado realizar declaraciones respecto a la situación que vive el partido en Valencia.

El tercer aspirante en discordia a la secretaria general del PSPV podría ser el alcalde de Alaquas (Valencia), Jorge Alarte, que ha mantenido una actitud de oposición a Pla y cuenta con el apoyo del actual portavoz socialista del Senado y ex presidente de la Comunidad Valenciana, Joan Lerma. Éste declinó, a preguntas de Europa Press, pronunciarse sobre la situación del partido en la Comunidad Valenciana. Alarte ha conseguido una amplia mayoría absoluta en su municipio.

GRUPO PARLAMENTARIO

Por su parte, Joan Ignasi Pla, reclamó hoy al grupo parlamentario salido de las elecciones del 27 de mayo que respete la división entre partido y grupo parlamentario, y, aunque asumió que "cualquier discusión es posible y necesaria" y que "cualquier debate de ideas va a ser factible", lo derivó a los "órganos del partido", según informó tras la primera reunión del grupo mantenida hoy el parlamentario Andrés Perelló. Pla trasladó, según Perelló, que "a las Cortes no se trae el partido, se traen las propuestas para los ciudadanos" .

Perelló aseguró que los diputados "han entendido cuál es su papel y que el partido tiene un proceso en marcha que empieza esta tarde con un consejo consultivo que tampoco es decisorio", en alusión a la reunión del Consejo Territorial que se celebra hoy, "y que culmina en esta primera etapa" sin "cerrar nada" el sábado con un Comité Nacional, máximo órgano entre congresos, en el que se dará su visión de la "crisis que hay", indicó.

Preguntado por si algún diputado había pedido la dimisión de Pla en la reunión, Perelló garantizó que no existió tal demanda. "No sé si alguien se lo plantearía o lo pensaría, pero saben que no es el órgano; en este órgano no se piden dimisiones, se hacen políticas públicas". Así, dijo que si algún parlamentario quiere exigir esta renuncia lo hará en los órganos competentes, porque hay trazada una "línea divisoria muy clara entre la política orgánica y la política pública".