Solana compara la carta de Moratinos a Blair con la de Aznar en defensa de la guerra de Irak

Actualizado 10/07/2007 21:11:48 CET

BRUSELAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, criticó hoy duramente la carta abierta publicada en la prensa europea al enviado especial del Cuarteto para Oriente Próximo, Tony Blair, que lleva la firma del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de sus homólogos de otros nueve países mediterráneos.

Solana compara la misiva con la que firmó en 2003 el ex presidente del Gobierno José María Aznar y otros siete líderes europeos en apoyo de la estrategia de Estados Unidos en Irak que acabó conduciendo a la guerra y que provocó una fuerte división en la UE.

El Alto Representante señaló que los países de la UE no deberían comunicarse "a base de cartas públicas en los periódicos" porque "hay mecanismos mucho más útiles, mucho mejores, mucho más eficaces, para exponer las ideas de cada uno".

"Recuerden ustedes, alguno de ustedes vivieron aquel momento, la carta de los ocho. ¿Se acuerdan ustedes de las consecuencias? Yo creo que lecciones deberían haberse sacado de ese momento", dijo Solana en relación a la carta sobre Irak firmada por Aznar y los dirigentes de Reino Unido, Italia, Portugal, Hungría, Dinamarca, Polonia y República Checa.

Solana no quiso entrar a valorar los contenidos de la misiva a Blair, en la que Moratinos, y sus homólogos de Bulgaria, Chipre, Eslovenia, Francia, Grecia, Italia, Malta, Portugal y Rumanía piden convocar "sin demora" una conferencia internacional sobre Oriente Próximo que incluya a "todas las partes en conflicto".

En ella, subrayan a Blair la necesidad de redefinir los objetivos de la comunidad internacional con respecto a Oriente Próximo después de comprobar que el último plan de paz del Cuarteto (UE, ONU, Rusia y Estados Unidos) para la zona "fracasó" y tras dos hechos que han cambiado la situación actual: la toma de la Franja de Gaza por Hamás y la implicación en la búsqueda de una solución de Arabia Saudí, Emiratos Arabes Unidos, Qatar, junto a Egipto y Jordania.

Los jefes de la diplomacia europea resumen en cuatro estos nuevos objetivos. Entre ellos recomiendan "estudiar" el despliegue de una "fuerza internacional robusta" en base al capítulo VII de la Carta de la ONU con "legitimidad para garantizar el orden en los territorios e imponer el respeto de un alto el fuego".

"Los riesgos, evidentemente, son elevados --admiten-- pero esta fuerza puede ser viable y segura si respetamos dos condiciones: que acompañe a un plan de paz (...) y que se apoye sobre un acuerdo entre palestinos".