Actualizado 07/11/2007 19:41 CET

La subdelegación y la Unió de Llauradors trabajarán para mejorar los niveles de seguridad en el campo

CASTELLÓN, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, recibió a una delegación de la Unió de Llauradors encabezada por su secretario general, Joan Brusca, y por el delegado de la organización en la provincia de Castellón, Vicent Goterris, para abordar, entre otras cuestiones, la necesidad de trabajar conjuntamente para mejorar los niveles de seguridad en el campo.

Así, en el transcurso de la reunión, tanto los representantes de los agricultores como el propio subdelegado mostraron su disposición a trabajar de manera conjunta para seguir incrementando los niveles de seguridad en las explotaciones agrarias, según informaron fuentes de la Subdelegación en un comunicado.

Los representantes de la Unió solicitaron una mayor presencia de los agentes de la Guardia Civil, y se comprometieron a seguir concienciando a sus asociados para que no queden elementos de valor en el campo una vez terminada la jornada laboral.

Brusca solicitó que el subdelegado medie para convocar una reunión con los responsables nacionales de la empresa Enagás, con el fin de abordar la problemática que podría generarse una vez que se inicien las expropiaciones para la realización de los 52 kilómetros correspondientes a la duplicación del gaseoducto Tivissa-Paterna, tramo 2, y sus instalaciones auxiliares, a su paso por la provincia de Castellón.

La organización agraria pretende que las ofertas económicas que se realicen a los propietarios se hagan por escrito. El secretario general de la Unió de Llauradors cree que Enagás debe contratar a un técnico independiente que vele por el estricto cumplimiento de la declaración de impacto ambiental del proyecto.

En el transcurso de la reunión se habló también de la necesidad de mejorar el reglamento que debe desarrollar la Ley del Suelo, para que quede definido con claridad el concepto de rentabilidad, según las mismas fuentes.