Actualizado 25/10/2007 20:31 CET

TC.- El estudio de las recusaciones bloquearía el debate del Pleno si su presidente opta por analizarlas conjuntamente

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El estudio de las recusaciones de magistrados del Tribunal Constitucional (TC) --dos presentadas por el Gobierno y tres anunciadas por el PP-- podría desembocar en un bloqueo del debate en el caso de que su presidente accidental, el conservador Vicente Conde, opte por abordarlas de forma conjunta, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

En ese supuesto, al no haber el quorum necesario para reunir el pleno, fijado en 8 magistrados, se volvería a la situación anterior a las cinco recusaciones y el tribunal encargado de decidir sobre la Ley que reforma el TC, quedaría compuesto por 10 magistrados, recayendo en un conservador su presidencia, lo que le garantiza el voto de calidad en caso de empate.

El PP anunció hoy su intención de plantear al alto tribunal la recusación de tres nuevos magistrados, cuyos nombres aún no ha sido facilitados. Estas peticiones se suman a las presentadas por el Gobierno, que ha recusado a los jueces conservadores Roberto García Calvo y Jorge Rodríguez Zapata.

Además de estas cinco peticiones de recusación, el Pleno del TC ya aceptó a principios de este mes la abstención en este debate concreto de la presidenta del tribunal María Emilia Casas y de su vicepresidente, Guillermo Jiménez, lo que reducía de 12 a 10 el número de magistrados aptos para participar en la deliberación.

Ahora Conde será el encargado de decidir si las cinco recusaciones de magistrados se analizan en bloque o son estudiadas en función de su orden de entrada por el Pleno del alto tribunal.

GARANTÍA DE MAYORÍA CONSERVADORA

El estudio conjunto garantizaría a la mayoría conservadora el control del Pleno ya que se da el caso de que la propia Ley Orgánica del TC prevé un quórum mínimo para que sus órganos puedan ejercer sus funciones, que obliga a la presencia de al menos 8 magistrados en el Pleno para tomar una decisión.

Este estudio global de las recusaciones desembocaría necesariamente en un bloqueo de la deliberación. La decisión al respecto no podría tomarse dado que los candidatos a jueces recusados no pueden participar en la toma de decisión sobre su propia incapacidad para decidir la reforma, lo que mermaría aún más el número de magistrados del Pleno, que pasarían de los 10 actuales a sólo 5, 3 menos de los necesarios para decidir.

El bloqueo provocaría un retorno a la situación anterior a la petición de recusación, es decir, un Pleno de 10 magistrados presidido por el conservador Conde, que cuenta con el doble voto de calidad.

CONFIRMACIÓN DEL PP

El portavoz del grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, confirmó hoy que el PP solicitará al Constitucional la recusación de tres magistrados en la decisión sobre la reforma de la institución, causa en la que se acordó la abstención de la presidenta y el vicepresidente, y en la que el Gobierno tiene recusados a otros dos magistrados, los conservadores Roberto García-Calvo y Jorge Rodríguez Zapata.

Zaplana no precisó los magistrados que serán recusados por su partido, alegando que el PP ya informará al respecto próximamente. "Una iniciativa de esa naturaleza se puede concretar hoy y ya darán cumplida información al respecto", comentó.

Según explicó en rueda de prensa, la recusación se basará en "motivos similares" a los que el Gobierno esgrimió para apartar del caso a dos magistrados del sector conservador. Es más, indicó que si el Ejecutivo no hubiera aprobado su recusación, el PP tampoco habría dado el paso.