Publicado 29/09/2022 14:38

Todos los grupos del Parlamento Vasco, salvo EH Bildu, expresan su "más enérgica condena" a la agresión a un ertzaina

EH Bildu se abstiene en la votación y rechaza las agresiones que sufra "cualquier ciudadano" subrayando que no tienen "apoyo político"

VITORIA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Vasco, con la abstención de EH Bildu, ha expresado este jueves su "rotundo rechazo" y su "más enérgica condena" al ataque sufrido por un ertzaina que fue "señalado, acosado y agredido" cuando se encontraba fuera de servicio y disfrutando de su tiempo libre el pasado 24 de julio en Vitoria-Gasteiz.

PP+Cs ha llevado a la Cámara una iniciativa para condenar esta agresión y ha acordado con PNV y PSE, los grupos en el Gobierno, un texto que ha sido apoyado por Elkarrekin Podemos-IU y Vox, mientras que EH Bildu se ha abstenido.

En el mismo, la Cámara muestra su apoyo y respaldo a la Policía autónoma en su "difícil labor", e insta al Gobierno Vasco y al resto de instituciones del País Vasco a que "continúen procurando las medidas necesarias para facilitar su misión de hacer cumplir la ley y para que este tipo de situaciones no se produzcan en la sociedad" vasca.

Además, el Parlamento Vasco muestra su "rotundo rechazo" y manifiesta su "más enérgica condena" al ataque sufrido por el ertzaina que fue "señalado, acosado y agredido" cuando se encontraba fuera de servicio en la capital alavesa.

En el debate, el parlamentario de PP+Cs Luis Gordillo ha pedido una condena "clara y contundente" del Parlamento ante estos hechos, se ha dirigido a EH Bildu para criticar su "ejercicio de contorsionismo dialéctico" para no usar la palabra condena y le ha invitado que se sume a esta condena "sin paliativos".

"Tiene una obsesión con la Ertzaintza y con la policía en general y aprovecha cada oportunidad para intentar deslegitimarla", ha acusado al parlamentario de la coalición Julen Arzuaga antes de afirmar que con su intervención "parece que ha venido a defender a los presuntos agresores".

Tras afirmar que esta agresión "no ha sido un episodio aislado", ha afirmado que "los ertzainas más jóvenes se han convertido en un foco de ataque por parte de grupos radicales del ámbito de la izquierda abertzale, en el ámbito público y en el privado". "No puede producirse una banalización de los ataques que sufren quienes protegen nuestra libertad y garantizan el libre ejercicio de nuestros derechos", ha defendido.

El parlamentario del PNV Jon Andoni Atutxa, por su parte, ha afirmado que estos hechos son "intolerables en una sociedad moderna, en una sociedad democrática, con los que, desgraciadamente, y únicamente por voluntad de unos pocos, hemos tenido que vivir y sufrir, pero esto debe de ser el pasado" porque "así lo quiere la mayoría" de la sociedad vasca.

"Casos como los acaecidos en Gasteiz o en Mutriku ----donde a una agente de la Policía autónoma se le impidió participar en actividades festivas por ser ertzaina-- el pasado verano, no deben tener cabida en nuestra sociedad, no pueden ser obviados ni tampoco pueden ser difuminados, porque si no llamamos a las cosas por su nombre, pocas posibilidades hay de poder enmendarlas", ha defendido.

Además, cree que el parlamentario de EH Bildu se ha "enfadado porque hoy no ha contado con la muleta del PNV para este debate" y tras el debate, considera que la coalición es "incapaz de mostrar un mínimo grado de empatía con la Ertzaintza" y es "todavía un tabú". "Este es el último Rubicón que tienen que cruzar, pero lo deben cruzar ustedes", ha subrayado.

RECHAZA LAS AGRESIONES

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha afirmado que su grupo rechaza "las agresiones, actos de violencia y acoso que sufra cualquier ciudadano, en este caso un ertzaina, y ha expresado su apoyo al joven ertzaina agredido en Vitoria, y a la joven ertzaina discriminada en Mutriku", aclarando a continuación que estos sucesos "no tienen ningún apoyo político ni ninguna posición política que legitime o justifique actos de violencia contra los ertzainas, ni durante su trabajo ni fuera de ellos".

Al citar el caso de Mutriku, ha defendido la forma de actuar del consistorio --gobernado por EH Bildu-- ante este asunto y ha preguntado al PNV por qué allí pudieron acordar un texto --que este jueves ha llevado la coalición al Parlamento--, y en la Cámara vasca no.

Arzuaga, ha acusado a PP+Cs de querer "capitalizar" este caso y "sacar rédito de ello" y dicho al PSE que es "gravísimo que se quiera sugerir que EH Bildu hace llamamientos a agredir a alguien". "Seremos críticos con la Ertzaintza y con las políticas del Departamento pero no toleraremos ninguna agresión a nadie, sea cual sea su trabajo", ha afirmado.

El parlamentario de PSE Txarli Prieto ha lamentado que son "varios" los sucesos registrados en los últimos meses con "manifestaciones de odio" y ha defendido que el Parlamento "no puede estar en silencio" ante estos hechos, en los que "no cabe la tibieza". "No es suficiente con apelar a la convivencia", ha subrayado.

Prieto ha criticado que EH Bildu en la tribuna ha presentado "planteamientos políticos jugando con las palabras" y con la "duda", cuando es quien debe ser "más contundente" ante estos hechos porque
"tienen capacidad política" sobre "esos violentos". Además, cree que la abstención de la coalición es "insuficiente".

El parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Iñigo Martínez ha anunciado su voto favorable a la iniciativa acordada para expresar su "repulsa y condena" ante la agresión pero ha criticado que el grupo PP+Cs no les ha dado la oportunidad de aportar en el texto acordado con PP y PSE, y solo les ha dado la opción de firmarlo.

Asimismo, ha defendido que la iniciativa que su grupo había presentado daba "un paso más", ya que hablaba de llamar a instituciones, sociedad y partidos a "fortalecer convivencia para evitar nuevos casos como estos". "Está muy bien rechazar, condenar, repulsar pero habrá que poner medidas colectivas para construir una convivencia pacífica y que los lugares festivos y de la vida en general, sean para todos", ha añadido.

Por último, la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha criticado la "campaña de acoso e intimidación violenta del entorno de ETA" que "forma parte de forma habitual del País Vasco todos los veranos".

Martínez ha criticado que "para el Gobierno y el PNV acabar con los actos de violencia en los recintos festivos, a tenor de los hechos y la continuidad en el tiempo de los mismos, nunca ha sido una prioridad", y ha advertido de que "las condenas mediáticas no sirven si no vienen acompañadas de las acciones necesarias para erradicar la cultura de la violencia que lleva instalada en el País Vasco ya varias décadas".

Más información