Actualizado 24/09/2009 22:17 CET

Treinta asociaciones piden a Zapatero participar en la ley de información pública, que ya tienen 80 países

Avisan de que cualquiera debe poder recabar información de las administraciones sin explicar por qué y obtenerla rápido y gratis

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una treintena de asociaciones y ONG, agrupadas en la Coalición pro Acceso, han escrito una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pedirle participación en la elaboración de la futura ley de acceso a la información pública.

Además, le reclaman que ponga en marcha un verdadero derecho de acceso a la información pública que, consideran, no existe en España pero sí en 80 países de todo el mundo, 24 de ellos de la UE. En la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, recuerda a Zapatero que la redacción de una ley de acceso a la información pública estaba en el programa electoral del PSOE en 2004 y 2008 y que él mismo se comprometió a ponerla en marcha ante la Sociedad Interamericana de Prensa en Madrid el 7 de octubre de 2008.

"Una ley de acceso a la información pública es una norma básica en cualquier democracia; y, por lo tanto, es imprescindible que su desarrollo se realice de manera transparente y participativa", dice el texto, en el que piden al Gobierno información precisa sobre el desarrollo de la ley.

Además, esta coalición ha enviado a la Moncloa un documento con los nueve principios que conforman el derecho de acceso a la información en otros países, empezando por el hecho de que cualquiera debe poder recabar información de las administraciones públicas, sin discriminación por nacionalidad, y sin tener que justificar para qué se pide esa información.

En segundo lugar, avisa de que el derecho de acceso a la información vale para todas las entidades públicas pero también para las privadas que realicen actividades públicas (o con fondos públicos). Además, cada entidad pública debe tener un responsable de información.

RESPUESTA EN 15 DÍAS

El tercer principio dice que el acceso debe hacerse de forma sencilla -oral o escrita en idioma oficial--, gratuito -sin que se cobre más de lo que cuesta la fotocopia o el CD si se solicita una copia de los documentos_y rápido , de manera que la información se reciba en 15 días o, en casos muy complicados, con una sola prórroga de 10 días más.

Por otro lado, estos principios señalan que la publicidad debe ser la norma y el secreto la expceción, de modo que "la denegación de acceso a cualquier tipo de información debe ser excepcional y solamente podrá fundamentarse en aquellas razones que específicamente se incluyan en la ley de acceso a la información, como pueden ser la seguridad nacional o la prevención o investigación de delitos".

Así, las denegaciones deben estar justificadas y debe haber un principio de acceso parcial, de manera que cuando parte de una información sea reservada pueda entregarse al solicitante lo que quede fuera del secreto oficial.

En la misma línea, todo el mundo debe poder recurrir las denegaciones y, para ello, además de la jurisdicción contencioso-administrativa, debería crearse una agencia o comisionado específico e independiente que revise los casos. Por último, estos principios reclaman que todas las administraciones públicas aseguren un acceso fácil y gratuito sobre sus actividades sin necesidad de que nadie tenga que pedirlo.

Las organizaciones firmantes de la carta -entre ellas Transparencia Internacional, Amnistía Internacional, la CECU y organizaciones ecologistas_saludan que Zapatero haya reiterado recientemente su intención de llevar al Parlamento esta ley y piden una reunión con el departamento gubernamental que esté a cargo de la iniciativa para poder hacer aportaciones.