Actualizado 26/04/2007 16:37 CET

Tura dice no estar "nada de acuerdo" con las palabras de Maragall sobre el Estatut

BARCELONA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Justicia, Montserrat Tura (PSC), aseguró hoy que no está "nada de acuerdo" con las declaraciones del ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall al periódico italiano 'Europa', en las que aseguró que el proceso estaturario "no ha valido la pena" y que fue un error impulsar la reforma del texto sin modificar antes la Constitución.

En una entrevista a Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, Tura afirmó que le "sabe mal" que Maragall realizara estas declaraciones, porque el ex presidente catalán "es el principal valedor de este proyecto" y el "gran impulsor de esta nueva etapa de descentralización de competencias del Estado central hacia Catalunya".

Tura dijo no estar "nada de acuerdo" en que "precisamente él diga esto, en un momento en que lo que necesitamos son muchos ánimos y pensar que del Tribunal Constitucional saldremos y saldremos bien".

En ese sentido, la consellera aseguró estar "absolutamente convencida" de que el nuevo texto estatutario da "más capacidad de autogobierno" y "nos proyecta unos cuantos años hacia el futuro, en el que el Govern puede tener más competencias".

Tura recordó que Maragall había dicho que la Constitución "permitía un Estado federal" porque "su redactado tan amplio permite una descentralización progresiva de los servicios" y remarcó que el ex presidente se enfrentó a muchas voces críticas en defensa del nuevo texto.

De hecho, según Tura, "si finalmente el Estatut sigue adelante, la historia, con los años, le devolverá ese papel..., que es que su tozudez hizo posible una modificación de los estatutos, y no sólo en Catalunya".

En relación a las palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que dijo que los políticos catalanes no tenían "motivos para la impaciencia" en relación al Estatut, sino "razones para la satisfacción", Tura señaló que "Catalunya es ambiciosa" y quiere gestionar todo lo que sea posible.

Así, la consellera aseguró que "en nuestro comportamiento hay un cierto grado de insatisfacción", porque "alcanzamos una determinada meta, pero queremos más", aunque consideró que "es normal que un país, Catalunya, quiera siempre un grado más".

EL SUICIDIO DEL MALTRATADOR DE MATARÓ NO SE PUDO EVITAR.

La ex consellera de Interior se refirió también al suicidio en la cárcel Modelo del hombre de Mataró (Barcelona) que agredió a su mujer con una barra de hierro y consideró que no se pudo evitar porque en las prisiones "están vigilados los pasillos, pero también están garantizadas, por una razón de garantía de los derechos humanos e individuales, algunas cosas".

En ese sentido, señaló que, aunque "hay cámaras en muchos sitios, en las celdas, por ejemplo, no hay" y "con una sencilla bolsa de plástico alguien puede acabar con su vida", tal y como hizo el presunto maltratador de Mataró un día después de ingresar en prisión.