Publicado 23/09/2019 13:09CET

'Txapote' y los otros 3 etarras acusados del asesinato del funcionario de Prisiones Máximo Casado se niegan a declarar

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exdirigente de ETA Xabier García Gaztelu, alias 'Txapote', y otros tres miembros de la organización terrorista --José Ignacio Guridi Lasa 'Xabi', Asier Arzalluz Goñi 'Santi' y Aitor Aguirrebarrena Beldarrain 'Peio'-- se han negado a declarar este lunes en el juicio por el asesinato del funcionario de Instituciones Penitenciarias Máximo Casado.

Uno por uno, los cuatro etarras, para quien la Fiscalía pide 40 años de cárcel por el atentado con coche bomba ocurrido en octubre de 2000, han dicho en euskera que no iban a responder a ninguna pregunta ni a participar en la vista oral en la Audiencia Nacional.

El fiscal, José Javier Polo, ha pedido al tribunal, la Sección Primera de la Sala de lo Penal, poder formular las cuestiones que quería plantear a los acusados, para que consten en acta. A 'Txapote' le iba a preguntar si dirigía el 'comando Ttotto', responsable del atentado, y si ordenó el asesinato de Casado. En cuanto a los otros tres etarras, les quería preguntar si formaron parte de dicho comando y si participaron en el asesinato.

El resto de esta primera jornada del juicio ha transcurrido con las declaraciones de testigos, todos ellos agentes de la Ertzaintza que participaron en la investigación del atentado de ETA y que han ratificado los atestados.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, fue 'Txapote' quien, en calidad de responsable del comando, "se encargó de señalar como objetivo" al funcionario de Prisiones, destinado entonces en la prisión de Nanclares de Oca (Álava).

Así, trasladó desde Francia información sobre Casado a los etarras 'Xabi', 'Santi' y 'Peio', como sus costumbres diarias, y les hizo llegar las llaves del garaje de su vivienda para que prepararan la bomba lapa en el vehículo de la víctima.

En torno a las 7.45 horas del 22 de octubre de 2000, estalló el artefacto explosivo, que estaba colocado en los bajos del turismo a la altura del asiento del conductor, en cuanto Casado encendió el motor, causando la muerte del funcionario.

El juicio contra los cuatro etarras, todos ellos cumpliendo ya penas de prisión por otros crímenes de ETA, continuará este martes con las declaraciones periciales y los informes finales de las acusaciones y la defensa.

Para leer más