Urkullu dice a Ibarretxe que cuenta con el PNV vizcaíno para "lo que corresponda hacer" para avanzar en su propuesta

Actualizado 20/10/2007 15:28:02 CET

BILBAO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del EBB del PNV y presidente de la formación en Vizcaya, Iñigo Urkullu, rechazó hoy las acusaciones de "ensoñación y victimismo" que ha recibido la propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, a quien dijo que cuenta con la afiliación vizcaína "para hacer todo lo que corresponda hacer en esta apuesta decidida". "Aurrera, lehendakari" (Adelante, lehendakari), afirmó.

Asimismo, Urkullu advirtió de que la violencia "no ha de paralizar la búsqueda de la solución" al "conflicto", como en el caso de la propuesta de Ibarretxe, ya que, a su entender, supone "una apuesta decidida para dar solución a un problema político y dejar sin efecto las excusas para la práctica de la violencia y la supuesta justificación de ETA".

En un acto con cargos públicos e internos del PNV celebrado esta mañana en el Palacio Euskalduna de Bilbao, el dirigente jeltzale denunció que "la cuestión vasca está lastrada injustamente por la existencia de una violencia que no es una consecuencia o una expresión natural del conflicto". Aunque reclamó el final de esa violencia, indicó que "mientras tanto, no ha de paralizarnos en la búsqueda de la solución o de las soluciones".

Para Urkullu, la propuesta hecha pública por Ibarretxe en el Pleno de Política General no supone "ni una ensoñación ni victimismo", tal y como se mantiene en algunas "críticas, malas interpretaciones y tergiversaciones", sino "un ejercicio de voluntad política"

AVAL AL LEHENDAKARI.

El portavoz jeltzale destacó que la historia vasca de los últimos años "avala" la iniciativa del lehendakari y del PNV para "abordar, con una apuesta decidida, una posible solución al conflicto político".

De lograrse el objetivo buscado, según dijo, "también serviría para dejar sin ningún valor a aquellos que, de manera también mal intencionada, interpretan el ejercicio de la práctica de la violencia desde una pretensión de imposición".

Además, reivindicó "la existencia de un pueblo con voluntad política, en el que conviven diferentes sensibilidades, que tiene derecho al uso de las herramientas democráticas para que pueda definir como ejercita su propia personalidad".