Urkullu rechaza que se actúe "como si nada hubiera cambiado" con ETA

Publicado 05/02/2014 9:49:05CET

Dice saber muy bien "quién es el deudor y quien es el acreedor", pero insiste en que "el bien supremo es la paz"

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha criticado este miércoles en un desayuno informativo en Madrid a "los sectores que actúan como si nada hubiera cambiado" tras el cese definitivo de ETA decretado hace más de dos años ya ha rechazado la "discusión ruidosa sobre la política penitenciaria".

"No entiendo que algunos sectores pretendan actuar como si nada hubiera cambiado estos dos últimos años, como si todo siguiera igual. No entiendo el inmovilismo, no aporta nada", ha dicho en su discurso inicial pronunciado en el desayuno informativo organizado por el Fórum Europa.

En ese sentido, ha propuesto que "en lugar de discutir ruidosamente sobre política penitenciaria o sobre las instituciones memoriales, es más razonable y eficaz sentarse a dialogar y establecer el más amplio acuerdo".

Urkullu ha pedido en otras ocasiones en el pasado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que flexibilice su política carcelaria con los presos de ETA.

"Estamos más cerca del final definitivo del terrorismo, el bien supremo en Euskadi es la paz. Se muy bien quién es el acreedor y quién es el deudor, pero hablamos de paz y hablamos de normalización, ha insistido.

A su juicio, "la paz necesita de pasos determinantes, hay que responder con responsabilidad ante una oportunidad histórica". "Y no veo que se esté haciendo lo suficiente", ha zanjado.

NUEVO ESTATUS POLÍTICO PARA EUSKADI

Urkullu ha reivindicado las ansias de avanzar en el autogobierno vasco apelando a que "la cuestión vasca existe y no se puede negar". "El primer paso es reconocer esta realidad con honestidad", ha dicho al tiempo que ha instado al "reconocimiento de Euskadi como "realidad nacional" y propiciar a través del Parlamento vasco de un acuerdo que propicie un "nuevo marco jurídico político compartido".

En su discurso, Urkullu también se ha referido a la cuestión económica en el País Vasco y ha dicho que en en materia económica es "positivo", si bien se ha mostrado "consciente de que aún queda mucho camino". Asimismo ha asegurado que "no se van a cuestionar los servicios básicos" y que materias como la sanidad o las prestaciones "están garantizadas".