Varios centenares de personas se concentran frente al Hospital Puerta de Hierro en Madrid para evitar su cierre

Actualizado 05/05/2007 21:46:12 CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Varios centenares de personas, 2.000 según los organizadores, se concentraron hoy frente a la puerta del Hospital Puerta de Hierro en contra del cierre de este centro sanitario en una manifestación convocada por la comisión de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y por las asociaciones vecinales de los barrios de San Nicolás, Paloma, Ciudad de los Poetas, Valdeconejos, Valdezarza y Valderrodrigo.

"No queremos que deje de ser un Hospital de referencia, porque lleva casi 50 años desempeñando este papel y ahora va a desaparecer por un capricho de una política privartizadora", destacó el portavoz de la Asociación de Vecinos de Valderrodrigo, Ángel Cuellar.

Los vecinos proponen que se convierta en un complejo que permita descongestionar el gran número de asistencias que se producen en el de La Paz. De este modo, aseguraron que, en la actualidad, es el hospital de referencia de las cerca de 600.000 personas que viven en el área 6.

Este área incluye Boadilla del Monte, Pozuelo de Alarcón, Torrelodones, El Escorial, Guadarrama, Cercedilla, Collado-Villalba, Las Rozas, Gaglapagar, Guadarrama, Majadahonda, Robledo de Chavela, Valdemorillo, Villanueva de la Cañada y el distrito de Moncloa-Aravaca.

Aseguran que esta población, a la luz de los crecimientos urbanísticos previstos, superará las 800.000 en el año 2010. "En ambos casos, supera con creces los 250.000 habitantes que recomienda la Ley General de Sanidad", subrayaron los convocantes.

Las asociaciones vecinales protestaron, por tanto, con la decisión de que, con ocasión de la construcción del hospital de Majadahonda, el Puerta de Hierro sea clausurado. En este sentido, Cuellar puso de manifiesto que "no permitirán" que "haya otro, usurpe su nombre y encima se lleve a la plantilla de médicos".

"Pedimos, además, más inversión para el mantenimiento de la plantilla de profesionales que trabajan y para rehabilitar algunas partes de las instalaciones", recalcó Cuellar, al tiempo que afirmó "cómo lo vana a hacer desaparecer para qué invertir en él".

Los portavoces de las asociaciones denuncian que, a pesar de sus reiteradas peticiones, el Gobierno regional no ha accedido a reunirse con ellas en cuatro años para aclarar el futuro del centro. "Estamos asistiendo a la destrucción de la sanidad pública para dejarla en manos de empresas que se rigen por las leyes del mercado", aseguraron.

"No queremos que el Gobierno de Esperanza Aguirre hipoteque durante 30 años nuestros impuestos para enriquecer a las entidades privadas concesionarias de la gestión de los nuevos hospitales", afirmaron en un comunicado.