Varios mossos imputados en el caso Raval dificultan la prueba de tóxicos al ir rasurados

Mossos imputados acuden a declarar arropados por colegas
EUROPA PRESS
Publicado 27/03/2014 13:47:00CET

BARCELONA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Varios de los mossos d'Esquadra imputados por un delito contra la vida del empresario del Raval Juan Andrés Benítez el 6 de octubre de 2013 se han presentado para hacer la prueba de tóxicos solicitada por el juzgado con el pelo y el vello completamente rasurado, lo que ha dificultado la toma de una muestra, según un escrito al que ha tenido acceso Europa Press.

Al menos cuatro agentes de la policía catalana han acudido a estas pruebas con el pelo muy corto --menos de tres centímetros-- y el vello rasurado, lo que ha impedido que se pudieran coger una muestra de pelo que permite evaluar la presencia de tóxicos, publica El Mundo.

La titular del Juzgado de Instrucción 20 de Barcelona, Eva Moltó, mantiene imputados a nueve mossos d'Esquadra por un delito contra la vida porque sostiene que los policías sometieron a Benítez "a una situación de peligro y riesgos innecesarios, que podía comprometer su vida".

Por otra parte, mantiene imputados también a dos agentes por presunta obstrucción a la justicia: al agente que echó una botella de agua sobre el charco de sangre de Benítez y la agente que supuestamente permitió que una vecina borrase imágenes de los incidentes.

Dentro de la instrucción, Moltó ha pedido una serie de nuevas diligencias, entre ellas la solicitud a dos médicos forenses de un dictamen sobre la salud mental de los agentes, que según fuentes judiciales han salido todos normales, y de sus hábitos tóxicos.