Actualizado 15/11/2007 21:09 CET

Zapatero dice que para presidir un país hay que poder decirle "no" a personas con poder económico, mediático o religioso

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró hoy que para poder tomar las grandes decisiones que dirigen un país es necesario ser "libre, autónomo, independiente" y que el que lo dirige pueda decir "no" a la persona "con más poder o económico o mediático o religioso o sindical de un país". "Eso se hace con talante, pero hay que saber hacerlo y saber decirlo", indicó.

En declaraciones a LaSexta recogidas por Europa Press, el jefe del Ejecutivo recalcó que el presidente de un Gobierno, que está en este puesto gracias al voto de los ciudadanos, "no se debe a ningún poder distinto" que "al poder" de quienes le han elegido.

En este sentido, el presidente del Gobierno abogó por usar el "talante" y saber usarlo para lograr esa libertad e independencia y poder decir "no" a quienes tienen poder porque, subrayó Zapatero, "en democracia las formas dan el ser a las cosas". "Al final la democracia es una arquitectura de convivencia donde las formas son sustanciales", añadió.

En su opinión, se puede decir todo con respeto porque "la democracia es un engranaje de convivencia y para que la convivencia esté engranada adecuadamente hay que respetarnos" y si se piensa de manera diferente hay que esforzarse más en el ejercicio de ese respeto, lo cual "genera un buen clima". "Cultivamos unos de los valores que mirando la historia de España nos ha costado mucho, y es que aquel que no piensa como tu ya no merece convivir contigo y esto no es así, aquel que no piensa como tu puede convivir contigo, debemos hacer el esfuerzo de convivir contigo", dijo.

Estos principios son los que dice aplicar en política, el respeto por las ideas aunque no sean compartidas. En este sentido, explicó que una de las cosas que peor lleva del debate parlamentario es esa falta de respeto. "El que está enfrente a veces no escucha, no reconoce. A veces lo he intentado mucho con Rajoy en la tribuna el decir, hombre, pero reconózcame que la economía española crece como ninguna de las grandes, que eso no es una opinión subjetiva, ni siquiera lo pongo como un mérito del gobierno, pero es algo que está ahí y que es claro", ejemplificó.

"Los ciudadanos saben que ni los que representamos una idea lo hacemos todo bien, ni los que representan otra idea lo hacen todo mal y viceversa. Esto no es creíble ni sensato, independientemente de que unos, una parte de la ciudadanía, se sienta más identificada con un proyecto de izquierdas o con un proyecto de derechas", argumentó.

Zapatero reiteró una vez más que "hay cientos de miles de personas que podrían ser presidentes del Gobierno" y reconoció que "una de las cosas que más" le sorprendió del líder del PP, Mariano Rajoy, fue cuando le "lanzó aquel dardo diciendo: 'no, es que para ser presidente del Gobierno hay que se algo más que mayor de edad y ser español".

En la misma línea, consideró "buenísimo para la democracia" desmitificar el poder, "que no es denostarlo". "El poder democrático debe ser contenido, el poder democrático debe tender a ver el paso por una Presidencia del Gobierno, un cargo muy relevante, como un paso de normalidad y que cada vez que entre o salga un Presidente de la Moncloa no parezca que va a cambiar el mundo, ni que es un cambio de régimen, ni que tu has llegado a una situación en la que puedas perder el sentido de las cosas, es lo más importante cuando estás en política", dijo.

Explicó que desde el primer día que se es presidente del Gobierno habría que saber "que esto es algo que te han dado, un privilegio extraordinario que te han dado los ciudadanos a los que ante todo debes siempre agradecérselo y respetar". Y cuando dejas de ser presidente, señaló, sería bueno también tener muy claro qué debes hacer, cómo debes estar" porque "tienes que comportarte como un ciudadano, sobre todo que mantengas la gratitud de haber estado aquí, yo creo que esto es muy bueno par ala democracia, que la ciudadanía compruebe que ese voto, que es lo más sagrado que tenemos cada uno de nosotros es un voto que a quién se lo das te respeta permanentemente aunque hagas cosas mas positivas o menos positivas".