Zapatero lamenta el discurso de Buesa en la manifestación del Foro de Ermua

Actualizado 05/02/2007 22:30:04 CET

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró hoy ante la Comisión Ejecutiva Federal de su partido que la intervención del presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, en la manifestación del sábado en Madrid no fue afortunada, informaron a Europa Press fuentes socialistas.

Buesa dedicó buena parte de su intervención en el acto final de la manifestación a denunciar la política antiterrorista del Gobierno y a criticar la ausencia en la marcha de Zapatero. Además, señaló que la manifestación era "política" porque el "terrorismo consiste en hacer política sometiendo a ciudadanos inocentes a una violencia extrema con la finalidad de doblegar a todos los demás".

Según explicaron algunos asistentes a la dirección del partido, Zapatero se refirió a este asunto y lamentó con tristeza que, de nuevo, se sitúe en el terreno político la lucha antiterrorista. En cualquier caso, el líder del PSOE subrayó su respeto a los manifestantes, como luego también hizo, en rueda de prensa, el secretario de Organización, José Blanco.

CORRECCIÓN

En la línea de lo que viene siendo la 'doctrina' del secretario general de los socialistas, Zapatero pidió a los suyos que no crispen el ambiente y que mantengan la corrección en el tema del terrorismo, ya que, además, es su obligación.

Bajo esta premisa, y como él mismo hizo en el mitin de Leganés (Madrid) de presentación de los candidatos a las alcaldías --en el que no se refirió ni una vez a la política antiterrorista--, Zapatero volvió a apelar a la unidad, dio por hecho que el PP continuará en su estrategia actual y pidió a la Ejecutiva del partido que hablen de lo que le interesa a la ciudadanía, esto es, las diferentes políticas.

Precisamente, Zapatero presentó ante los suyos un detallado informe sobre la situación económica del país en el que luego Blanco insistió, haciendo referencia, asimismo, a normas como la Ley de Dependencia.

Las fuentes consultadas precisaron que el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, manifestó su acuerdo con la estrategia actual pero recordó que en 1996 la apuesta también fue la moderación. El presidente, según algunos asistentes, le vino a decir que la situación del partido, en términos de unidad, no es la de entonces.