Actualizado 09/06/2007 21:00 CET

Zapatero responde a los 'críticos' de Madrid que no le dieron las cosas hechas, como en Extremadura

El presidente, convencido de que el PSOE puede ganar en 2008 e incluso superar su ventaja respecto a 2004

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechó hoy el éxito del que será nuevo presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, o del castellano-manchego José María Barreda, para responder a las críticas de gestión y a las advertencias que vertieron en el seno del Comité Federal algunos socialistas madrileños, como el diputado José Acosta, respecto al papel de 'Ferraz' en el PSM.

Según informaron a Europa Press asistentes a la reunión, Zapatero no asumió responsabilidades, sino que recordó el caso extremeño, en el que el presidente en funciones Juan Carlos Rodríguez Ibarra le anunció su propósito de no concurrir a estas elecciones y le dio el nombre de Guillermo Fernández Vara, de forma que aceptó lo que se dijo en este territorio.

Bajo la tesis de que Madrid no había sido el caso de Extremadura y citando igualmente la sucesión de José Bono con José María Barreda, vino a justificar la irrupción de la dirección socialista en el caso madrileño, sosteniendo que lo que a él le gustaría en que en estos casos, la solución fuera similar a la de las citadas federaciones.

En cualquier caso, Zapatero dedicó elogios al ausente y dimisionario secretario general del PSM, Rafael Simancas, y remarcó que, en cualquier caso, con el Congreso Extraordinario del PSM, serán los militantes los que decidan, mostrándose convencido de que el resultado será positivo.

GENERALES, AUTONÓMICAS Y LOCALES.

Zapatero también se hizo eco de los resultados del PP en comunidades como Cataluña o el País Vasco, aseverando que su presencia quedaba como testimonial y que en Euskadi, el PSE verterbra la política de futuro. En su discurso a puerta cerrada, también hizo un análisis del voto de los ciudadanos asegurando que estos discriminan perfectamente cuándo votan en elecciones municipales, cuándo votan en autonómicas y cuándo, en generales. Y volvió a poner de manifiesto que su voluntad es que las legislativas sean en marzo de 2008.

También señaló, a nivel de toda España, que en sociedades desarrolladas, con crecimiento económico y con muchos recursos es difícil enfrentarse a los partidos que gobiernan. Y añadió que las elecciones se ganan trabajando durante cuatro años en el sitio donde te pone la ciudadanía tras pasar por las urnas presentando luego buenas ofertas electorales.

VALENCIA: "HACER VISIBLE LO INVISIBLE".

De su parte, el secretario general de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, admitió ante el Comité Federal que en su comunidad se ha retrocedido en algunos municipios en los que era "impensable".

Llamó a abrir un "periodo de reflexión" que debe tener "dos objetivos": contribuir a la victoria del PSOE en las generales y hacer "visible lo invisible" en la Comunidad Valenciana, en referencia a la gestión del Ejecutivo de Zapatero en Valencia, que, según la tesis de Pla, no sólo no es bien percibida sino que el mensaje del PP ha calado tanto que se cree que perjudica.

En este sentido, el también valenciano Andrés Perelló, de Izquierda Socialista, reclamó una mayor presencia del Ejecutivo pero no sólo a nivel de ministros, sino también de secretarios de Estado o delegados del Gobierno, para explicar cuál es la acción que se realiza allí. Zapatero, según asistentes consultados, recogió la sugerencia.

Al secretario de Organización, José Blanco, se le preguntó en rueda de prensa por el lugar en el que queda Joan Ignasi Pla tras el resultado obtenido en la Comunidad Valenciana y sobre si debería clarificar su futuro respecto a una sucesión. Blanco fue tajante: Se remitió al hecho de que el Comité Nacional del PSPV respaldó a Pla hace unos días y zanjó que ese asunto no se había analizado hoy.

De su parte, el secretario general de los socialistas de Baleares, Francesc Antich, señaló a los presentes que aún está abierta la negociación, en la que el PSIB se disputa con el PP el favor de Unión Mallorquina (UM).

MÁS DISTANCIA EN LAS GENERALES.

De cara a las generales, será Jesús Caldera el que coordine el programa electoral. Para prepararlo y también la cita electoral, habrá dos conferencias, una de ámbito social que tendrá lugar a finales de septiembre y a finales de año o principios de 2008 se desarrollará la Programática.

El presidente del Gobierno expresó su convencimiento de que se pueden ganar estos comicios con mayor distancia respecto al PP que las anteriores si se cuenta con un programa que interesa a la gente, según indicó en rueda de prensa el secretario de Organización, José Blanco.

Asimismo, el 'número dos' del partido destacó que la cita de hoy había servido para que los socialistas hicieran un balance positivo del resultado electoral, dato que corroboró, en declaraciones a los medios, el presidente asturiano en funciones, Vicente Alvarez Areces. Según comentó, también se hizo autocrítica al reconocer que se habían obtenido malos resultados en algunos lugares, especialmente, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Para Areces, la lección que se debe sacar de estas derrotas es que hay que desarrollar estrategias "distintas" y "recuperar la iniciativa" en estas dos regiones, pero tampoco se debe hacer un drama de lo sucedido porque los malos resultados están "muy localizados".