Actualizado 08/12/2007 19:34 CET

Ziarreta (EA) dice que hay pasos que la izquierda radical abertzale debe dar "sin demora", como renunciar a la violencia

BILBAO, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de EA, Unai Ziarreta, considera que hay pasos que la izquierda "radical" abertzale debe dar "sin demora", como renunciar a la violencia como forma de defender sus intereses políticos.

En una entrevista concedida al diario 'El Correo', recogida por Europa Press, Ziarreta lamenta que el último atentado de ETA y los insultos de radicales a grupos pacifistas "nos devuelven al pasado y asegura que, "en pleno siglo XXI, con la deslegitimación que de la estrategia violenta se ha producido en el mundo, nadie entiende que haya gente que crea que 'borroka bidea da' (la lucha es el camino)".

No obstante, remarca que "ésta es la óptica de quien está absolutamente imposibilitado para desarrollar una actividad política con normalidad".

En ese sentido, considera que "no se puede exigir a una parte de la sociedad vasca, como a la izquierda radical abertzale, que apueste únicamente por las vías políticas y, a la vez, impedir que las puedan desarrollar a través de la ilegalización de las formaciones que les representan".

"Hay pasos que el mundo de la izquierda radical abertzale tiene que dar sin demora. Tiene que hacer una renuncia expresa de cualquier expresión violenta para la defensa de intereses políticos", subraya.

CONGRESO DE EA

En cuanto a la posibilidad de ser elegido presidente de EA, Ziarreta indica que "las cuestiones de partido se dilucidarán en el congreso de la semana que viene" y añade que, "hasta entonces, hay que mantener el respeto absoluto por la militancia y los compromisarios, que son quienes tienen que tomar ese tipo de decisiones".

Asimismo, asegura que "se está trabajando para lograr una candidatura de consenso que sirva para aglutinar al partido" y para que haya "una única lista de integración". En ese sentido, añade que Joseba Azkarraga, quien dice que no estará en la próxima ejecutiva si la dirección no es de consenso, es "una persona clave en EA y los militantes querrán que esté en la próxima ejecutiva".

En cuanto al sector crítico, Ziarreta dice que "no se trata de medir fuerzas, ni de que la ejecutiva nacional se deba conformar en función de los compromisarios que apoyen a una u otra persona, sino que la dirección tiene que ser plural, en la que todas las sensibilidades del partido tengan cabida y puedan expresar su opinión".

"Hay que hacer una ejecutiva equilibrada, en la que se busquen a las personas más competentes para que desempeñen las labores en las diferentes secretarías. Ésa es la clave", afirma, para asegurar que hay "una voluntad por parte del partido de remar todos en la misma dirección" en insistir en que la presencia en la ejecutiva no se tiene que medir "en función de los pesos", porque, si fuese así, "sería mayoritario el de la línea oficial, según la relación de compromisarios".

En relación a la dificultad para consensuar una candidatura única, el dirigente de EA señala que "eso sucede así en todas las formaciones políticas, en la medida en que lo más difícil siempre es tratar con las personas y no el debate de las líneas políticas" y precisa que "las estrategias son importantes, pero también el equipo que surja para interpretarlas".

Ziarreta advierte de que "las luchas intestinas nunca son buenas y un ejemplo claro lo tenemos en el PNV y lo que ha sucedido hasta su congreso de la semana pasada". A su juicio, ésa es "una buena muestra de la frustración que generan este tipo de luchas que, por otro lado, son fundamentalmente democráticas".

Asimismo, considera que "tampoco hay que ir al extremo contrario, como los planteamientos del PP, que son congresos a la búlgara en los que todo está precocinado y los militantes no tienen casi margen para tomar sus decisiones". "Nosotros trabajamos para que haya un equipo que aglutine a la mayor parte del partido", reitera.