Publicado 06/01/2022 11:35CET

Adacen impulsa un proyecto de actividad acuática adaptada para personas con Daño Cerebral Adquirido

PAMPLONA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una veintena de personas usuarias de la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen) está desarrollando un programa de actividad acuática impulsado por la entidad con el apoyo este trimestre del Instituto Navarro del Deporte y con la colaboración del Ayuntamiento del Valle de Aranguren.

Gracias a este programa, que se inició en el mes de octubre, los participantes se han beneficiado, dos veces por semana, de esta actividad que busca incrementar su calidad de vida favoreciendo su autonomía y bienestar, a la vez que mejorar habilidades motoras, tonificación, control postural y habilidades cognitivas y sociales.

Son los propios profesionales de la asociación, que cuentan con una formación específica, los que dirigen la actividad en las piscinas de Mutilva junto con monitores.

Esta es una de las actividades físicas más completas, ya que promueve que se ejerciten la mayoría de los músculos de cuerpo y ofrece la posibilidad de ser practicada por personas con discapacidad. La actividad acuática adaptada es, para ellas, una forma excelente de aprendizaje motor que favorece la adquisición de destrezas y habilidades, y establece un entorno excepcional para favorecer las relaciones sociales, la comunicación y la integración.

El programa se ha diseñado basándose en las capacidades cognitivas, físicas y sensoriales de cada persona participante y elaborando un plan de atención individualizada para cada una de ellas.

Con esta actividad se pretende, además de incorporar el deporte como herramienta necesaria para una vida más saludable, un acercamiento al entorno acuático con la intención de poder incorporar el buceo adaptado como actividad del centro el próximo año.

Adacen lleva una larga trayectoria de trabajo en el medio acuático desarrollando la actividad de hidroterapia desde hace más de 15 años. Inicialmente, este trabajo tuvo un enfoque rehabilitador con objetivos propios de fisioterapia pero el hecho de desarrollar la actividad en un entorno normalizado (instalaciones del valle de Aranguren) hizo que el aspecto social y de ocio cogiera cada vez más peso, siendo imprescindible la mirada del educador social para estos objetivos.

Así pues, desde hace un tiempo, en el programa de actividad acuática se trabajan de manera transversal ambos aspectos: el físico y el de ocio, inclusión social y bienestar personal.

Esta doble mirada ha provocado que, por primera vez este año, se desarrolle una doble vía abriendo el abanico de posibilidades no sólo a personas con objetivos rehabilitadores, sino también a aquellas cuyo objetivo principal es el ocio, las relaciones interpersonales o la realización de una actividad deportiva.

En concreto, han sido dos los grupos participantes. Uno de ellos, liderado por la fisioterapeuta con el apoyo de una técnica de Atención Directa y el educador social, todos ellos de la entidad, ha trabajado objetivos específicos de la fisioterapia, como la marcha, la movilidad, la fuerza, la coordinación, etc.

El otro, que ha iniciado su andadura este año, es un grupo específico de natación en el que participan cinco personas con el apoyo de un educador social y una monitora de natación.

El objetivo de Adacen es iniciar esta actividad en el marco del centro para, posteriormente, impulsar su realización de forma independiente fuera del horario del centro.

Tanto las personas usuarias del programa de hidroterapia como de natación muestran una gran adherencia al programa y un muy alto grado de participación y satisfacción.

Contador