Actualizado 23/03/2007 23:14 CET

Blanco afirma que con la Constitución es "imposible" tomar una decisión sobre Navarra al margen de sus ciudadanos

PAMPLONA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, Pepe Blanco, aseguró que "con la Constitución y la ley en la mano es imposible tomar una decisión sobre Navarra al margen voluntad" de sus ciudadanos. Precisó también que, además de garantizarlo la Carta Magna, lo reafirma el Partido Socialista y el Gobierno de España.

En un acto político celebrado hoy en Corella, Blanco destacó que Mariano Rajoy y Miguel Sanz saben "que mienten" cuando dicen que Navarra está en riesgo.

Según expuso, es "tan falso" que se vaya a negociar con Navarra como la existencia de armas de destrucción masiva en Irak o como que ETA estuvo detrás de los atentados del 11-M. "Mentira, mentira, mentira", recalcó Blanco, quien apuntó que Sanz y Rajoy engañaron a la sociedad para justificar una manifestación más.

Blanco intervino, junto con el candidato del PSN a la presidencia del Gobierno foral, Fernando Puras, y el alcalde de Corella, Ramón Jiménez, en un acto organizado tras la inauguración de la sede de la agrupación local socialista de este pueblo, localidad natal del presidente del Ejecutivo foral, Miguel Sanz.

El secretario de Organización inició su discurso diciendo que "hace tiempo llegó la Semana Santa, porque estamos viendo a Sanz de costalero de Rajoy y del PP". Según comentó, Sanz ha dejado de ser el presidente de todos los navarros para convertirse en el "delegado" del PP en Navarra, "para traer la política que sabe hacer Rajoy; la confrontación y la crispación".

Blanco criticó que quienes "proclaman los valores de la Constitución" pretendan dar una lección de patriotismo constitucional a los socialistas. Indicó que la primera lección de un patriota es tener sentido de Estado, apoyar al Gobierno de España en la lucha contra el terrorismo, favorecer la convivencia y "no utilizar a los gobiernos autonómicos como trinchera contra el gobierno de España".

Frente a la crispación del PP, Blanco afirmó que lo mejor para los navarros es el "entendimiento" y la "cooperación" con el Gobierno de España, contra el que se convocó, dijo, la manifestación del sábado 17, movilización que enmarcó en las promovidas por el PP. "Cada semana una mentira y una manifestación. Cada semana la mentira es más grande y manifesticón, más absurda", apuntó. Y dijo que el PP vino a Navarra a "engañar y manipular" los sentimientos de los navarros.

Blanco dijo "de corazón" que a Rajoy y al PP no le preocupa "en absoluto el futuro de navarra sino su futuro y el del PP, que por cierto es bastante incierto en Navarra y en España". "Navarra no está en riesgo, lo que es un peligro para Navarra y para España es Sanz y el PP", añadió.

Pidió a la ciudadanía que no se deje llevar por este "clima", "sin límite alguno, incluso utilizando a la Corona para sus conjeturas", clima que atribuyó al miedo a perder el poder.

Blanco advirtió que en "democracia quien decide son los ciudadanos" y auguró que esta política contará con el rechazo de los ciudadanos porque la gente de Navarra quiere es "convivencia y cooperación y eso lo garantiza Fernando Puras". También indicó que el voto de Sanz vale igual que el de Puras y el suyo que el de Rajoy. "A estos señores les cuesta trabajo entender la esencia democracia", dijo.

POLÍTICA SOCIAL

POr otro lado, Blanco destacó que un país no se cohesiona con patriotismo sino "garantizando derechos e igualdad" y señaló que, a tal fin, el Gobierno del PSOE ha puesto en marcha la Ley de Igualdad con el voto en contra del PP, que va a suponer "que ninguna mujer que realice el mismo trabajo que un hombre cobre un euro menos".

Según dijo, un 20 por ciento de las mujeres navarras cobran un 25 por ciento menos de salario. También se refirió a la Ley de Dependencia, incremento de las pensiones, rebaja del IRPF, autónomos o subida del SMI.

"Cuando Ernest Lluch promovió la ley de sanidad para todos, la derecha siempre estuvo en contra porque la derecha siempre está en contra de los avances sociales", comentó.

Más tarde, Blanco volvió a pedir al PP que no dé lecciones de patriotismo a los socialistas y señaló que muchos de los que ahora utilizan la Carta Magna no la defendieron en su día.

"No vamos a aceptar ninguna defensa de patriotismo ni de libertades", apuntó. Preguntó qué hizo Rajoy en tiempos de Franco y señaló que muchos de los que acudieron a la Plaza de Colón "antes aclamaban a otro en la Plaza de Oriente". "Muchos de ellso sustituyeron el aguilucho por la gaviota", dijo.

Por otro lado, Blanco mostró su preocupación por que la política de "demoninización" fomenta los "polos" y señaló que, tras la mayoría absoluta del PP, ERC pasó de un diputado a ocho. "Frente a tanta crispación, el PSN es la alternativa sensata", comentó.

Antes de acabar su intervención, aseguró que Miguel Sanz está renunciando al sentimiento identitario de Navarra para entregarse a la "estrategia" de un Rajoy que "le prometió hacerle ministro". Blanco concluyó asegurando que Sanz no será ministro porque "Rajoy nunca va a ser presidente".

POLANCO Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

En otro punto de su intervención, Blanco hizo alusión a la reacción del PP tras las declaraciones de Jesús Polanco. Tras conocer que los populares no participarán en programas del grupo PRISA, Blanco se preguntó "qué libertad de expresión defienden" y cómo les puede molestar "que alguien pueda decir lo que piensa en pleno siglo XXI".

"Hemos visto cómo al PP no le gusta la libertad" de expresión, comentó el portavoz socialista, quien aseguró que la actitud de los populares sólo se puede entender "porque mientras España avanza futuro, el PP cabalga hacia pasado y hoy se parece a la antigua Alianza Popular". "Ha vuelto a meter al PP en una caverna y Sanz le ha acompañado", comentó.

FERNANDO PURAS

Por su parte, Puras indicó que UPN ejecuta en Navarra la estrategia diseñada por el PP. Se preguntó si esta es la manera "leal y prudente" que siempre tuvo el Gobierno foral. Reiteró el "compromiso" de los socialistas con el proyecto de Navarra y precisó que han sido "protagonistas directos" de su desarrollo económico, social e institucional.

Puras criticó la manera de entender la democracia de Sanz, por proponer a los socialistas un reparto de poder antes de las elecciones.

Y mencionó que el además de defender un proyecto también se debe respetar lo que los navarros decidan sobre el futuro. "Pero no somos demócratas. Si dentro de 10 años años quieren que esta tierra tengan unas condiciones u otras, tendremos que respetarlo, dijo yo".