Actualizado 24/07/2007 20:38 CET

Comptos dice que la Cendea de Galar no refleja adecuadamente su estado financiero y que no puede valorarlo

El órgano fiscalizador advierte de que existen en el Ayuntamiento "actuaciones que no se ajustan a la legalidad vigente"

PAMPLONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comptos no ha podido dar su opinión sobre la situación patrimonial, el resultado económico ni la liquidación presupuesta del Ayuntamiento de la Cendea de Galar porque los estados financieros "no reflejan adecuadamente la situación económica del municipio".

En el informe de fiscalización del Ayuntamiento correspondiente al ejercicio de 2005, la Cámara de Comptos señala que parte de los gastos e ingresos "no han sido imputados correctamente, además de existir un control interno con el que no se puede garantizar que se hayan realizado todos los pagos y cobros procedentes".

Asimismo, el órgano fiscalizador critica la contratación del asesor jurídico del alcalde del Ayuntamiento, "efectuada sin la previa inclusión de dicho puesto en la plantilla orgánica y sin el adecuado reflejo presupuestario de las retribuciones de este tipo de personal eventual". "Estos requisitos son esenciales para dar validez a dicha contratación y son competencia del pleno de la corporación", añade el informe.

En cuanto a la gestión urbanística, Comptos señala que no se ha desarrollado adecuadamente el Registro de Convenios Urbanísticos y, respecto de dos de los convenios examinados, constata "la falta de publicidad y en uno de ellos la no aplicación de los requisitos de tramitación exigidos".

El Ayuntamiento de la Cendea de Galar es un municipio compuesto de la Comarca de Pamplona con una población de 1.456 habitantes y una extensión de 45 kilómetros cuadrados. En el ejercicio de 2005 ingresó 5,4 millones de euros y gastó 3,8 millones. En los últimos cinco años ha ido acumulando resultados presupuestarios positivos, consiguiendo un superávit global de unos cinco millones de euros.

Comptos recalca la buena situación económica de este Ayuntamiento, "con ingresos tributarios y corrientes muy por encima de la media de los pueblos navarros, con importantes remanentes de tesorería y ausencia de deudas y gastos financieros".

Esta situación, sin embargo, advierte Comptos, "no va acompañada de una correcta gestión municipal, puesto que los estados financieros no reflejan adecuadamente su actividad económica, existen actuaciones que no se ajustan a la legalidad vigente y las previsiones y proyectos de inversiones no responden a una estimación rigurosa de las posibilidades reales de ejecución, especialmente los de incidencia supralocal". Asimismo, el informe pone el acento en la falta de un control interno "ineficaz, lo que posibilita que se pierdan derechos e ingresos".

El informe incluye un capítulo de recomendaciones para mejorar la gestión del ayuntamiento. Entre éstas figuran la de actuar "con rigor" a la hora de presupuestar inversiones, implantar un inventario que se actualice y gestionar el patrimonio municipal del suelo de forma separada del resto de bienes municipales.

Asimismo, Comptos plantea que existan procedimientos de revisión sistemática de las cuentas para garantizar que los errores detectados no vuelvan a producirse. Pide también que se respete la normativa en materia de contratos, que se actúe garantizando la publicidad y que se regularice la situación del personal asesor y de los servicios técnicos de urbanismo contratados por el Ayuntamiento.

En materia de personal, teniendo en cuenta los importes económicos que el Ayuntamiento gestiona, Comptos cree que debe reforzarse el control interno a través de un interventor de plantilla contratado de forma mancomunada con otras entidades locales. También recomienda considerar esta fórmula en el caso de los técnicos de urbanismo frente a la práctica del Ayuntamiento, es decir, la contratación de personal en calidad de asesores.