Erreniega pide comparecer en el Parlamento para acreditar que Guenduláin se trata de "una actuación irregular"

Actualizado 24/08/2007 18:54:47 CET

El consejero de Vivienda defiende la gestión del Gobierno en la adquisición de tres millones de m2 como reserva de suelo

PAMPLONA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal de Erreniega en el Ayuntamiento de la Cendea de Cizur ha enviado un escrito al Parlamento de Navarra en el que solicita poder comparecer en comisión para acreditar que el proyecto de Guenduláin "invade las competencias del Parlamento y es una actuación irregular en materia de patrimonio público".

En la solicitud de Erreniega, a la que tuvo acceso Europa Press, el grupo municipal señala que las escrituras de compraventa de los terrenos de Guenduláin constituyen "la culminación de una serie de irregularidades y de reinterpretaciones de la legalidad que el Gobierno de Navarra ha realizado a lo largo del concurso de adjudicación de suelo desde la convocatoria en 2005 hasta hoy".

En el escrito, Erreniega indica que en las ofertas presentadas por Desarrollo Sostenible (300 hectáreas en Guenduláin -Cendea de Zizur-) y Lákora (21,67 hectáreas en Galar -Cendea de Galar-) "no se especificaban los precios de venta ofertados y únicamente se señalaban los derechos edificables a recibir en contraprestación, al acogerse a la fórmula de pago en derechos edificables".

Según señala, ambas ofertas "curiosamente ofertaban recibir los mismos porcentajes de derechos edificables: 80 por ciento de uso residencial y 50 por ciento de usos productivos y servicios".

"Ahora, una vez fallado el concurso, resulta que mediante un simple acuerdo de la gerente de Nasursa -empresa de Infraestructuras del Gobierno de Navarra- y los apoderados de Desarrollo Sostenible y Lákora se convierte en un precio de 90 millones de euros por las 300 hectáreas de Guenduláin y de 6,20 millones las 21,67 hectáreas de Galar, a razón de 30 euros el metro cuadrado con el IVA incluido", añade Erreniega.

Así, apunta que se ha firmado el precio "una vez fallado el concurso y, además, no por el Gobierno de Navarra, sino por la gerente de Nasursa", y se ha elegido "sospechosamente el precio máximo posible según concurso, sin ninguna justificación ni tasación".

Por otra parte, el grupo municipal manifiesta que, una vez puesto el precio, resulta que "ambas compraventas superan las competencias del Gobierno de Navarra para la enajenación de bienes inmuebles, ya que la Ley Foral de Patrimonio establece que a partir de 2,40 millones de euros el órgano competente es el Parlamento".

En este sentido, señala que en las escrituras "no figura" tasación de los derechos edificables que servirán para pagar la compra de suelo, "cuando la Ley de Patrimonio lo exige", y añade que resulta "significativo el hecho de que Desarrollo Sostenible venda a 30 euros el metro cuadrado cuando lo compró a 43,5 euros". Además, "en la escritura no se hace referencia a que los suelos adquiridos sean destinados al Banco Foral de Suelo, tal como señalaban las bases del concurso".

"JUSTIFICACIÓN" DEL CONSEJERO

El grupo municipal Erreniega se refirió finalmente a la explicación del nuevo consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Carlos Esparza, quien afirmó ayer que el Parlamento foral no debe autorizar "en absoluto" la compra de una bolsa de suelo en Guenduláin, porque a tal fin ya se convocó y resolvió en su día el concurso de adquisición.

Al respecto, Erreniega indica que estas declaraciones "no se corresponden con la legislación de Patrimonio, en la que se fijan las competencias de la enajenación y de la permuta sin matización ninguna".

"Los concursos se realizan para garantizar la igualdad de oportunidades de los ofertantes, independientemente del órgano competente de la compra", apunta el grupo en el escrito, y concluye que el consejero Esparza "no aclara en qué Ley se le permite al Gobierno fijar el precio después de la compra, sin tasación pericial del suelo adquirido ni de los derechos edificables a pagar".