El Gobierno traslada a los sindicatos novedades en materia de conciliación, cobro de antigüedad y prevención de riesgos

Actualizado 24/06/2008 19:52:51 CET

PAMPLONA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra trasladó ayer lunes a los sindicatos con presencia en la Mesa General de la Función Pública tres proyectos de decreto foral que introducen novedades en torno a la conciliación de la vida familiar y laboral, contratación del personal en régimen administrativo y prevención de riesgos laborales.

La Administración Foral está a la espera de que las centrales sindicales trasladen su análisis mañana, en una reunión a la que han sido convocadas, para de esta forma poder proseguir con la tramitación de las modificaciones.

Concretamente, el Gobierno de Navarra presentó un nuevo reglamento de vacaciones, licencias y permisos de los funcionarios que incorpora medidas ya contempladas en la normativa básica a nivel estatal, tanto en el Estatuto Básico del Empleado Público como en el Estatuto de los Trabajadores.

Las novedades inciden en cuestiones relativas a la conciliación de la vida familiar y laboral y así establece el derecho de los funcionarios a acumular el disfrute de las vacaciones a continuación de las licencias por parto, adopción o acogimiento y a los permisos por paternidad o lactancia a tiempo completo previstos en el decreto foral propuesto, aun cuando haya finalizado el año natural al que correspondan las vacaciones.

Además, la licencia retribuida por parto - de 17 semanas ininterrumpidas- se ampliará, según la propuesta del Gobierno, si concurren dos supuestos. Las funcionarias tendrán derecho a dos semanas más en caso de discapacidad del hijo. Si el bebé es prematuro o si por otra causa el neonato debe permanecer hospitalizado tras el parto, la licencia se ampliará en tantos días como dure su internamiento, con un máximo de trece semanas adicionales.

Por otro lado, en caso de fallecimiento del hijo, el periodo de licencia no se verá reducido, salvo que a las seis semanas de descanso obligatorio la madre solicite la reincorporación.

El reglamento también incorpora novedades en el artículo de licencias retribuidas por adopción o acogimiento. En primer lugar, para el disfrute de este derecho, el niño no tendrá por qué ser menor de seis años. Además, la licencia se extiende a los acogimientos simples no inferiores al año - hasta ahora sólo afectaba a los preadoptivos y a los permanentes-. La licencia tendrá una duración de 17 meses y de dos semanas más en el supuesto de discapacidad del menor.

El proyecto de derecho foral también introduce avances en cuanto al permiso retribuido por lactancia de hijos menores de doce meses (en la actualidad el límite es de nueve meses). Los funcionarios tendrán derecho a una hora diaria de ausencia del trabajo o de reducción de la jornada. Además, las horas se podrán acumular en jornadas completas. Y en cuanto a las licencias retribuidas por riesgo durante el embarazo y la lactancia, el reglamento se remite a la normativa de prevención de riesgos laborales.

Finalmente, el reglamento aborda los permisos retribuidos por razón de violencia de género sobre la mujer funcionaria, de manera que las faltas de asistencia al trabajo, tanto globales como parciales, tengan la consideración de justificadas por el tiempo y en las condiciones que así determinen los servicios sociales de atención o de salud, según proceda.

Aprovechando la introducción de estas medidas, el departamento de Presidencia, Justicia e Interior, a través de la dirección general de Función Pública, ha aclarado algunos artículos del reglamento y así especifica que las vacaciones deberán disfrutarse antes del 31 de diciembre, aunque podrán alargarse hasta el 15 de enero del año siguiente cuando así se justifique por una mejor organización del servicio.

El documento también precisa el carácter de los días de permiso - si son naturales o laborales- en determinados casos y especifica en qué supuestos se puede acceder al permiso retribuido para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público o personal (responsabilidades de índole civil, penal o administrativa).

PERSONAL CONTRATADO

El segundo de los proyectos de decreto foral trasladado a los sindicatos aborda la contratación del personal en régimen administrativo en las Administraciones Públicas de Navarra y establece dos novedades. Además de las retribuciones correspondientes al puesto de trabajo recibirán el premio de antigüedad, conforme a la normativa vigente para el personal funcionario. Esta medida tiene un coste de 1,8 millones de euros.

Por otro lado, el Gobierno recoge una de las previsiones contenidas en el Pacto por la Calidad en la Educación, suscrito al final de la pasada legislatura con los sindicatos, y establece que los contratos de sustitución de personal docente del departamento de Educación que estén en vigor el día 30 de junio de cada curso continuarán en vigor hasta la finalización del correspondiente curso escolar - 31 de agosto-, siempre que hayan tenido una duración de al menos cinco meses y medio consecutivos desde la fecha de inicio del contrato. Esta medida afecta a unos 300 docentes contratados por el Departamento de Educación y tiene un coste aproximado de medio millón de euros.

Finalmente, también se introducen algunos ajustes, como la unificación del periodo de prueba de los contratos en dos meses y la precisión de que la extinción de los contratos se deberá comunicar con una antelación de 15 días naturales.

El Gobierno de Navarra propone que tanto el contenido del proyecto de decreto foral sobre vacaciones, licencias y permisos como este del personal contratado administrativo se extienda a las entidades locales, por lo que una vez concluida la negociación en la Mesa General se someterá a la Comisión Foral de Régimen Local. Antes de ser aprobados, también tendrá que dar el visto bueno el Consejo de Navarra.

Por último, el Gobierno de Navarra quiere adaptar su normativa de prevención de riesgos laborales con el fin de asegurar la coherencia de las posiciones de la Administración y corregir los defectos detectados en la organización y funcionamiento de los Comités de Seguridad y Salud.

El proyecto de decreto foral trasladado a los sindicatos autoriza la constitución de tres nuevos comités de Seguridad y Salud, concretamente en Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte, Policía Foral y Agencia Navarra de Emergencias.

Hasta ahora, el órgano paritario de la Administración Núcleo asumía las consultas sobre los riesgos de estos ámbitos, que tienen sus propias mesas sectoriales. Además, los delegados sindicales de los siete comités deberán prestar sus servicios dentro del ámbito de actuación correspondiente.

El proyecto también modifica los miembros y funciones de la Comisión de Coordinación de Seguridad y Salud Laboral, integrada por representantes del departamento de Presidencia, Justicia e Interior, Educación y Servicio Navarro de Salud.

A la reunión a la que han sido convocados los sindicatos, el Gobierno de Navarra llevará otro asunto. Concretamente, propone que en aquellas convocatorias de empleo en las que por primera vez se exija poseer una titulación específica de Formación Profesional, en la primera de ellas ésta titulación constituya un mérito, al igual que los servicios temporales prestados en dicho puesto de trabajo. Con esta fórmula de concurso-oposición podrán concurrir a las pruebas quienes ya estén trabajando pero no cuenten con el correspondiente título.