Navarra se desvió 17 millones en el cumplimiento de la regla de gasto, según Aranburu, que discrepa de datos del Estado

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/11/2018 11:51:19CET

El consejero considera que el incumplimiento "no tiene efecto en la capacidad económica de Navarra"

PAMPLONA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu, ha afirmado que Navarra se desvío en 17 millones de euros en el cumplimiento de la regla de gasto, es decir, sobre un objetivo del 2,1 por ciento, Navarra se situó en el 2,7 por ciento.

No obstante, estos datos no son coincidentes con los cálculos del Estado, que estima que Navarra se desvió en 30 millones (3,2 por ciento), unos cálculos con los que la Hacienda foral se mantiene discrepante.

La diferencia entre Administraciones se mantiene en dos aspectos. En primer lugar, una diferencia de ocho millones en el cálculo de la aportación de Navarra al Estado, donde, según Aranburu, el Ministerio ha cometido "un error aritmético claro". En segundo lugar, cinco millones de discrepancia en el gasto del Fondo de Haciendas Locales para el pago de corporativos, un gasto que en 2016 el Ministerio no computó y en 2017 sí.

En todo caso, el consejero ha afirmado que el incumplimiento de la regla de gasto "no tiene efecto en la capacidad económica de Navarra, porque está salvaguardada por su soberanía tributaria, nadie nos va a dar dinero ni nos va a quitar porque incumplamos en 17 millones". Además, ha señalado que hay diez Comunidades Autónomas que se desviaron más que Navarra en la regla de gasto.

Aranburu ha afirmado que, cuando se dan estos incumplimientos, la Comisión Coordinadora del Convenio Económico debe determinar si Navarra, en su caso, tiene que elaborar un plan económico financiero. "En 2015, año en el que también se incumplió la regla de gasto, la comisión consideró que no se debía hacer ningún plan económico financiero", ha indicado.

El consejero ha asegurado que "estamos comprometidos con la estabilidad presupuestaria, no como anteriores gobiernos". "Lo de los 17 millones no tiene mayor importancia cuantitativa sobre un presupuesto de 4.000 millones, cuando estamos en una política de gasto social", ha indicado.

Sobre el destino del superávit de 2017 a inversiones financieramente sostenibles, Aranburu ha señalado que la disposición adiciona 116 de los Presupuestos del Estado prevé el destino de superávit a esas inversiones y, cuando se haya incumplido la regla de gasto, esas inversiones deben ser autorizadas por la secretaria de Estado del Ministerio de Hacienda. "No tenemos esa autorización, desde junio estoy llamando a la ministra", ha afirmado.

El parlamentario de UPN Juan Luis Sánchez de Muniáin ha advertido de que "este incumplimiento lleva aparejadas restricciones en la planificación de fondos económicos de la Comunidad foral" y ha considera que "nos limita la capacidad económica". "Cuando se nos limita esa capacidad perdemos capacidad de autogobierno y tenemos que ir a solicitar autorizaciones y negociar permisos para realizar determinados gastos", ha señalado.

El parlamentario de Geroa Bai Jokin Castiella ha defendido el criterio del servicio de Contabilidad del Gobierno de Navarra y ha considerado que la desviación de 17 millones "no es excesiva". "La gestión presupuestaria está siendo correcta", ha indicado.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que "no es la primera vez que el Gobierno incumple la regla de gasto, y también la incumplieron gobiernos anteriores". Además, ha señalado que "es un histórico que Navarra mantenga esa discrepancia en la contabilización de determinados conceptos" y ha mostrado su "radical discrepancia con la ley de estabilidad presupuestaria, que lo que ha hecho es constreñir a las administraciones públicas".

La parlamentaria de Podemos-Orain Bai Laura Pérez ha señalado que UPN pide está comparecencia para saber "si se está pagando la deuda, no pregunta si se han cubierto las necesidades de la ciudadanía navarra". "Se han pagado 2.000 millones de euros de deuda en esta legislatura y no se han revertido los recortes porque la regla de gasto lo impide", ha asegurado.

Por parte del PSN, Ainhoa Unzu ha afirmado que todas las discrepancias que puedan surgir entre el Estado y Navarra "se deben solucionar en la Comisión Coordinadora del Convenio Económico y los acuerdos a los que lleguen los daremos por buenos siempre". "No hay mejor defensa del régimen foral que respetar los acuerdos adoptados en el seno de esa comisión", ha indicado, para señalar que "el incumplimiento de la regla de gasto tampoco tiene tanta relevancia".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha afirmado que la posición del su partido es "absolutamente firme en defender la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria, porque es un instrumento eficaz de control, que si hubiese existido antes no habríamos llegado a los desmanes que se produjeron". "El Gobierno de Navarra está haciendo una gestión bastante inadecuada", ha señalado.

Durante su intervención, Beltrán ha sido crítica con Podemos, "el partido del rescate ciudadano, cuyo líder se gasta más de 600.000 euros en una vivienda de 300 m2 con una superficie de 2.000 m2 y escolta que le pagamos todos". En un momento dado de su intervención, ha dicho la expresión "qué tonta es", en referencia a la parlamentaria Laura Pérez. Tras ello, Pérez ha pedido a Beltrán que retirara esas palabras y ha recordado además que ella ya no forma parte de Podemos por lo que "Pablo Iglesias no me representa". La portavoz del PPN ha señalado que, "si se ha oído" su expresión, la retiraba.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha dado por buena la información ofrecida por el consejero de Hacienda y ha indicado que el incumplimiento de la regla de gasto no le "preocupa en absoluto". "Creemos que la prioridad son las personas y las medidas que se han tomado para rescatar a esas personas son totalmente oportunas", ha indicado.

Contador