Publicado 21/06/2021 12:24CET

Pamplona recuerda a Jesús Alcocer, víctima de ETA, con la colocación de una placa en la Vaguada

Pamplona recuerda a Jesús Alcocer, víctima de ETA, con la colocación de una placa en la Vaguada.
Pamplona recuerda a Jesús Alcocer, víctima de ETA, con la colocación de una placa en la Vaguada. - EUROPA PRESS

PAMPLONA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona y la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo de ETA (ANVITE) han colocado este lunes una placa en la Vaguada en homenaje y recuerdo de Jesús Alcocer Jiménez, asesinado por la banda terrorista ETA el 13 de abril de 1984.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, la secretaria de ANVITE, Paz Prieto, y la hija de Jesús Alcocer, Maite Alcocer, han descubierto la placa y han depositado un ramo de flores junto a ella.

Como excepción, la placa no se ha colocado en el lugar de su asesinato, en Mercairuña, sino que, de acuerdo con la familia, se ha querido unir a las de los policías nacionales Juan José Visiedo y Tomás Palacín, que perdieron allí la vida tras explotar el coche bomba en el que habían huido los terroristas que poco antes habían matado a Alcocer.

De esta forma, se busca una mayor visibilización de ese asesinato, que es lo que pretende la iniciativa de la colocación de estas placas en la ciudad, y se completa el relato de ese 13 de abril de 1984, el día más trágico provocado por ETA en Pamplona, con el asesinato de tres personas en pocos minutos.

Esta es la última placa que quedaba por colocar dentro de la iniciativa impulsada por el Ayuntamiento y ANVITE para recordar a las víctimas de ETA en la ciudad. A partir de ahora, la asociación quiere extender esta iniciativa a los municipios de Navarra en los que todavía no hay placas de este tipo.

Al acto han asistido también la consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, el delegado del Gobierno, José Luis Arasti, el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra, Martín Zabalza, así como concejales de los grupos municipales de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai. No ha acudido ningún representante de EH Bildu.

Han asistido también el jefe superior de la Policía Nacional en Navarra, José Mª Borja, el jefe de la Policía Foral, Juan Carlos Zapico, el coronel jefe de la Guardia Civil en Navarra, José Santiago Martín, el teniente coronel del Ejército Sebastián Dorado Santos y el jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Javier Goya. Asimismo, han participado representantes de asociaciones de víctimas como la AVT, Vecinos de Paz, ANVITE o Libertad Ya.

En el breve acto celebrado este lunes en la Vaguada, Maite Alcocer ha dedicado unas palabras de agradecimiento por este homenaje a su padre. "Es un día triste y feliz a un mismo tiempo. Gracias a actos como éste nos sentimos más reconfortados y menos olvidados. Nuestro padre era ante todo una persona buena con mayúsculas, un hombre noble, trabajador, honrado, enormemente generoso con todos y un padre excelente. Firme en sus principios, jamás ocultó su profundo amor a España, a Navarra y a Sos del Rey Católico, donde nació, ni en su etapa como militar, ni en su vida como civil", ha destacado.

Maite Alcocer ha explicado que su padre y su madre "nos transmitieron unos valores gracias a los que hemos conseguido salir adelante sin miedo, odio ni rencor, y son esos mismos valores los que hemos procurado transmitir a sus nietos, a los que no llegó a conocer, para que le recuerden siempre con cariño y admiración y sirva de ejemplo a seguir".

En el acto se ha guardado un minuto de silencio y ha sonado 'La muerte no es el final', himno de las Fuerzas Armadas Españolas que se entona en homenaje a militares fallecidos.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado que no se cansará de repetir que "las víctimas y sus familiares son los verdaderos héroes de la democracia, víctimas que en demasiados casos no tuvieron ningún reconocimiento, ni con motivo de su asesinato ni en los años posteriores". "Por eso estoy satisfecho, y creo que lo estamos todos los aquí presentes, de que se hayan colocado estas placas y de haber dado la palabra a los familiares de las víctimas", ha afirmado.

Por su parte, la secretaria de ANVITE, Paz Prieto, ha valorado esta iniciativa de recuerdo a las víctimas de ETA en Pamplona y ha lamentado que sigue sin variar "la cifra de asesinatos sin resolver cometidos por la banda, una cifra desesperante para las familias de las víctimas, a las que no sabemos si se les podrá hacer justicia". "Otra cifra que no varía es la de homenajes y 'ongi etorris' a asesinos etarras que siguen celebrando sus aplaudidores, seguidores y justificadores, sin que nadie lo impida", ha lamentado, para pedir que las víctimas tengan "verdad, memoria, dignidad y justicia".

En septiembre del pasado año el Ayuntamiento de Pamplona y ANVITE firmaron un convenio de colaboración a través del cual se comprometían a la colocación de una placa en cada uno de los lugares de Pamplona donde la banda terrorista ETA cometió algún atentado.

En los meses de marzo y abril se han ido colocando en torno a una veintena, con los consiguientes homenajes a las víctimas. La placa consta del nombre de la víctima y la leyenda "fue asesinado (o asesinada) por la banda terrorista ETA el día (fecha del atentado).Verdad, memoria, dignidad y justicia".

Durante al menos cinco años, los comandos de ETA que actuaron en Pamplona trataron de asesinar a Jesús Alcocer, empresario dueño de tres supermercados, que había sido comandante del Ejército.

La banda terrorista había puesto una bomba en uno de sus negocios, había colocado otro artefacto en su coche y lo había esperado un día en el portal de su casa para matarlo a tiros.

Todo fueron intentos frustrados hasta el 13 de abril de 1984, cuando dos terroristas de ETA acudieron a Mercairuña, donde Jesús Alcocer iba a por género para sus negocios y le dispararon dos tiros en la nuca.

Los terroristas huyeron en un vehículo que aparcaron en la calle Arcadio María Larraona, junto al IES Navarro Villoslada, en el entorno del parque de la Vaguada en Ermitagaña, con una bomba en su interior, que explotó cuando los policías nacionales Juan José Visiedo y Tomás Palacín se aceraron a examinarlo. Ambos son también recordados en las placas colocadas en ese lugar el pasado mes de marzo.

Para leer más