El PSN considera que "la política de discriminación" de Asiron está llevando a una "cierta antipatía" hacia el euskera

Maite Esporrín
PSN
Publicado 14/08/2018 13:39:33CET

El TAN ha anulado la convocatoria de puesto de trabajo ofertado por el Ayuntamiento al "no justificar" su valoración del euskera

PAMPLONA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del grupo municipal del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, Maite Esporrín, ha asegurado que "detectamos en la sociedad cierta antipatía que antes no existía" hacia el euskera. Algo que atribuye a la "política de discriminación" del alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, que "pese a que piensen que están apoyando el euskera" está siendo "contraproducente", ha opinado.

Así se ha pronunciado en una rueda de prensa en la que ha informado sobre una resolución del Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) contra la convocatoria de puesto de trabajo de oficial profesional de desinfección y mantenimiento por "no ser conforme a Derecho".

La resolución viene motivada por un recurso de alzada presentado por el PSN al entender que en este puesto de trabajo "no se justificaba que se valore el euskera" y que ello "constituía una dificultad añadida para la inmensa mayoría de la población que no tiene este título".

Los socialistas basaron su recurso en que "no se contemplaba el requisito lingüístico en la plantilla orgánica del Ayuntamiento" mientras en la convocatoria "el euskera se valoraba en un 10% en relación al total". Además, consideraban que la puntuación con la que se valoraba el euskera "no estaba justificada" y que "no se trataba de un puesto que tuviera contacto con el público en general" de forma que la valoración del euskera "dejaba suponer un perjuicio y una discriminación para la mayoría de la población que no tiene esta titulación".

Maite Esporrín ha explicado que, entre los fundamentos esgrimidos por el TAN en su resolución, está que "no se encontraba esta necesidad en la plantilla orgánica y que además el Ayuntamiento de Pamplona en sus alegaciones tampoco ha justificado las funciones de este puesto que hicieran necesario su valoración".

De esta manera, "no recoge ninguna previsión relativa a que el conocimiento del euskera deba ser considerada como requisito o valorado como mérito en los procesos selectivos" para este puesto de trabajo. Así pues, "no cabe ahora que en una convocatoria para la contratación temporal, además sin motivación alguna y sin el menor análisis de las funciones que desarrolla este puesto de trabajo, que la entidad local pueda determinar que el conocimiento del euskera es mérito a valorar en el acceso al mismo", ha señalado Esporrín.

La socialista ha querido aclarar que en el PSN "no tenemos nada contra el euskera, sino todo lo contrario, forma parte de nuestra cultura y es nuestra obligación protegerlo y apoyarlo" si bien "no se debe mezclar con asuntos políticos o identitarios". En este sentido, ha afirmado que su partido siempre ha estado "en la aprobación de todos los avances legislativos, de normas y cuantas cuestiones han sido necesarias para que el euskera progrese, pero de ahí a que se utilice como un arma arrojadiza para discriminar a la mayoría de la ciudadanía que no posee esta titulación en el acceso a los puestos de trabajo, no lo podemos consentir".

Para Maite Esporrín, "la política de discriminación hacia esta mayoría es la que está llevando Asiron, y pese a que piensen que están apoyando el euskera, consideramos que esta siendo contraproducente, y es más, creemos que flaco favor le está haciendo en este sentido pues detectamos en la sociedad un rechazo que no se percibía anteriormente".

La portavoz del PSN ha criticado que "probablemente" el equipo de gobierno del Consistorio recurrirá esta resolución "con el dinero de toda la ciudadanía" con el fin de que "pase el tiempo y se acabe la legislatura sin una sentencia firme, aunque tenga la certeza de que el resultado será el mismo".

Esporrín ha lamentado que "tengan que ser los tribunales los que demuestren los graves errores y atropellos que está ocasionando este equipo de gobierno, pero ante su falta de talante negociador, no nos ha quedado otro remedio que acudir a los tribunales para que se reconozcan públicamente sus errores".