Publicado 16/11/2020 12:16CET

Satisfacción en los partidos por el acuerdo con Bildu en Presupuestos, excepto Na+ que lo ve una gran irresponsabilidad

PAMPLONA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los partidos navarros han mostrado este lunes su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre el Gobierno foral y EH Bildu para sacar adelante el proyecto de Presupuestos de Navarra para 2021 a excepción de Navarra Suma, quien ve una "gran irresponsabilidad" que el Gobierno foral haya optado por acordar con una formación "sinónimo de ruptura y freno".

En declaraciones a los medios de comunicación, el portavoz de Navarra Suma en el Parlamento foral, Javier Esparza, ha señalado que "no se entiende que en un momento tan excepcional como este y ante una crisis económica, Chivite haya antepuesto su interés personal al interés de Navarra". "Es una gran irresponsabilidad que quien debería velar por el interés de Navarra, haya optado por profundizar en un acuerdo con una formación -EH Bildu- que es sinónimo de ruptura y de freno".

Tras señalar que EH Bildu es "una opción política muy alejada de los principios éticos de la mayoría social de Navarra", Esparza ha indicado que el acuerdo deja claro que "el PSN pacta con Bildu porque quiere, que va a significar un freno al desarrollo de esta tierra, que se busca blanquear a EH Bildu y darle gratis el label de calidad democrática que no tiene porque que no se ha ganado, porque mantiene las actitudes carentes de calidad democrática". "Este acuerdo sirve para fortalecer a EH Bildu, que tiene como principal objetivo que Navarra desaparezca como Comunidad", ha dicho.

El portavoz de Navarra Suma ha añadido que "queda claro que quienes dirigen las políticas en esta Comunidad son los mismos que lo hacían en la legislatura pasada". "La presidenta Chivite ha perdido toda credibilidad y Bildu está feliz porque ha aislado al 40 por ciento de la población de Navarra", ha apuntado, para comentar que "se selló un pacto desde el inicio de la legislatura, con tal de ser presidenta ha accedido a todo, ha renunciado a las políticas socialistas y a liderar el Gobierno foral". "Vamos a seguir haciendo la labor de oposición, pensando en lo mejor para los navarros", ha manifestado.

Por su parte, el socialista Ramón Alzórriz ha mostrado su "satisfacción" por el acuerdo presupuestario alcanzado con EH Bildu y ha señalado que "es positivo que quien está en contra de este Presupuesto no lo esté por el contenido del mismo, que entendemos que lo ve positivo, sino por quién firma el acuerdo".

Según ha dicho, "la ciudadanía tiene que estar tranquila y satisfecha porque este año, que es trascendental, el Gobierno ha puesto toda la dosis de acuerdo para plasmar sus necesidades en unos Presupuestos que contemplan un 55 por ciento en políticas sociales, 500 millones para la reactivación económica...". "Y hay que añadir los proyectos europeos que tienen que llegar, el Canal de Navarra, el TAV...", ha expuesto.

Preguntado por que los Gobiernos central y navarro pacten con EH Bildu para sacar adelante los Presupuestos, Alzórriz ha dicho que ambos gobiernos "tienen un objetivo común, proteger a la ciudadanía y reactivar la economía". "Por suerte las propuestas políticas de la anterior crisis y de ésta son totalmente diferentes, con fortalecimiento ahora de los servicios públicos y lucha por que nadie quede atrás", ha comentado.

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha valorado que los Presupuestos son "doblemente importantes" porque "dotan de estabilidadad política a la acción del Gobierno" y porque son una "herramienta esencial para trabajar en la línea de los fondos europeos Next Generation". Ha defendido, además, que se trabaje también en "acometer con ambición el proceso de transferencias de tráfico y sanidad penitenciaria".

También preguntada por que el Gobierno central y el navarro pacten de manera similar los Presupuestos, Barkos ha dicho que "no tengo sensación de que el Gobierno central se haya sumado a la senda navarra, son negociaciones en paralelo, buscando el mejor de los recorridos". "No veo estrategias, pero sí veo un momento político en el que las Administraciones y las formaciones políticas con responsabilidades hemos encontrado una posibilidad de acuerdo, una propuesta de estabilidad política a un lado del Parlamento", ha expuesto.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, se ha mostrado "satisfecha" con el acuerdo presupuestario con el Gobierno foral y ha indicado que "es lógico el nerviosismo de la derecha navarra, que ve más lejos la posibilidad de volver al Gobierno y de ser parte de una mayoría social que no quiere viejas recetas ni viejas políticas". "No tienen más discurso que agitar los mismos mantras y fantasmas de siempre; no tienen proyecto para Navarra", ha opinado.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha indicado que el proyecto de Presupuesto es "acorde a la pandemia" y "recoge muchas aspiraciones de Podemos". Ha destacado "el mayor impulso al departamento de Derechos Sociales" y ha afirmado que "nos sentimos representados con el Presupuesto". Respecto al acuerdo con EH Bildu, ha destacado la financiación del convenio de intervención social y que "se duplica la financiación establecida por el Gobierno".

Finalmente, la parlamentaria de I-E, Marisa de Simón, ha señalado que si bien no son los Presupuestos de su formación y le ven "carencias", los apoyan al "suponer un refuerzo de servicios públicos". "Presentaremos enmiendas para mejorarlos", ha indicado, para añadir que "seguimos diciendo un no rotundo a la propuesta fiscal del Gobierno". A su juicio, "es un error grave no acometer una reforma fiscal para que los que más tienen aporten más".

Contador

Para leer más