Tasubinsa emplea a cinco personas en un nuevo enclave laboral

Actualizado 10/04/2011 12:41:40 CET
Actualizado 10/04/2011 12:41:40 CET

Tasubinsa emplea a cinco personas en un nuevo enclave laboral

En Cáseda

Foto de la Noticia
Foto: EP/TASUBINSA

PAMPLONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Cinco personas con discapacidad de Tasubinsa trabajan desde el 1 de diciembre de 2010 en las instalaciones de la multinacional Viscofan en Cáseda a partir de la creación de un enclave laboral entre ambas empresas.

   Los enclaves laborales son una figura laboral por la cual los trabajadores de un Centro Especial de Empleo (Tasubinsa) se desplazan a la empresa colaboradora (Viscofan) para realizar labores auxiliares a la producción de ésta, especializada en este caso en la fabricación y comercialización de envolturas artificiales de celulósica, colágeno, fibrosa y plásticos para productos cárnicos. Con este acuerdo, Viscofan cumple de esta manera con las Medidas Alternativas al cumplimiento de la LISMI.

   Las personas trabajadoras, provenientes de las localidades de Sangüesa, Cáseda y Beriáin, trabajan en turno de 5 horas (de 8 a 13.00 horas), realizan el montaje de cajas de cartón según cantidades predefinidas y servicio en línea de producción de Viscofan.

   En todo caso, más allá de las labores productivas, el componente de integración social también está presente en la figura del enclave laboral, según ha informado Tasubinsa en una nota.

   El responsable de Enclaves de Tasubinsa, Enrique Morales, destaca que "el trabajo que los trabajadores realizan se ubica a pie de máquina, así que el contacto con la plantilla de Viscofan es muy directo, y la integración entre los trabajadores de ambas compañías, máxima".

   Asimismo, señala que "la relación con las personas responsables de Viscofan está siendo sobresaliente". "Esto es otra muestra de la buena disposición que esta empresa tiene hacia las personas con discapacidad", añade.

   Por su parte, Jesús Calavia, director de producción de la planta de Cáseda, indica que "las tareas que se realizan facilitan el proceso productivo y generan un ambiente de colaboración muy positivo gracias a la buena disposición de Tasubinsa y sus trabajadores".

   La relación entre ambas entidades se remonta a los años 80, cuando Viscofan subcontrató el proceso de limpieza y separación de canutos a la Planta de Tasubinsa en Sangüesa, a la que acuden 39 personas de la zona de la Baja Montaña, el 80 por ciento de ellas con algún tipo de discapacidad.