Actualizado 13/06/2007 20:53 CET

Crónica 11-M.- El abogado de la AVT introduce a Otegi en el juicio del 11-M para criticar a la Fiscalía

- Asegura que su asociación nunca ha buscado "la absolución de los acusados" y que sólo pretendía "sumar más datos a la versión oficial"

MADRID, 13 Jun. (OTR/PRESS) -

El abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) Emilio Murcia, aprovechó hoy la exposición de sus conclusiones sobre los atentados del 11-M para atacar al fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, por sus actuaciones en otros procesos judiciales y le recriminó que se retiraran las acusaciones contra el líder de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, en el proceso por el homenaje a la etarra Olaya Castresana. Además, aseguró que su asociación nunca ha buscado "la absolución de los acusados" y que al insistir en la participación de ETA en la masacre sólo pretendía "sumar más datos a la versión oficial".

Murcia reprochó así a Zaragoza que el pasado lunes se refiriera a algunos letrados como víctimas de una "esquizofrenia judicial" que no permitía distinguir si eran abogados de la defensa o de la acusación. El abogado de la AVT no dudó en recordarle al fiscal jefe de la Audiencia Nacional que la Fiscalía que dirige ha llegado a realizar funciones de defensa "retirando la acusación" en procesos "contra destacados líderes de la izquierda abertzale", en referencia al polémico juicio en el que Otegi fue absuelto porque el fiscal retiró sus imputaciones.

Por ello, señaló que la AVT, personada como acusación popular, hubiera preferido "que cada uno se ocupara de sus funciones" y destacó que "no se puede decir" que han actuado como defensa a lo largo de la vista oral. "Jamás hemos buscado la absolución de los acusados", destacó, al tiempo que señaló que "preguntar es legítimo". Además, Murcia aseguró que su asociación ha tenido que escuchar "descalificaciones" por haber querido "sumar más datos a la versión oficial". "Por ahondar, por decir que hay más de lo que había, hemos recibido todo tipo de epitetos", remachó.

En el mismo sentido, indicó que una de las víctimas de su asociación "ha tenido que escuchar" que determinadas personas le dijeran que debía dejar de decir cosas como las que decía "y dar gracias por estar viva". "Nunca pensamos que se hubiera polarizado de esta manera a la sociedad española para que a una víctimas se le hayan dicho estas cosas", sentenció, antes de criticar también el hecho de que la prensa haya tenido acceso "a mayor información" que las partes en algunas ocasiones.

"QUEREMOS SABER LA VERDAD"

En cuanto a la existencia de una posible relación de ETA con los atentados, el letrado indicó que durante la vista "las pruebas no han acreditado" la existencia de ese vínculo, pero no dejó de mostrar sus sorpresa por "la multitud de esfuerzos realizados para acreditar un hecho negativo". Sin embargo, retomó la línea de la 'teoría de la conspiración' y destacó que en el juicio "hay grandes ausentes", por lo que defendió la necesidad de que la investigación continúe. "No nos conformamos, queremos saber quiénes fueron las personas que estuvieron detrás de los atentados", proclamó.

Murcia puntualizó además que la AVT nunca ha querido montar esa 'teoría de la conspiración' y envolver en ella a las Fuerzas de Seguridad. Especificó que lo único cierto es que a su asociación le queda "un poso, una sombra" por el trabajo realizado con los confidentes y colaboradores de la Policía. A este respecto compartió la opinión del fiscal sobre la necesidad de introducir regulaciones en el estatus del confidente para evitar situaciones como la creada con los procesados Rafa Zouhier o José Emilio Suárez Trashorras, dos confidentes a los que la Fiscalía acusó de ocultar información.

El letrado de la AVT se refirió también al tipo de explosivo utilizado en los trenes de cercanías el 11 de marzo de 2004 en Madrid. Indicó que, aunque obtener la composición exacta de la dinamita empleada "no hubiera acreditado la autoría", como ayer sostuvo la Fiscalía determinar el tipo de explosivo "era esencial", por lo que consideró que ha sido en este aspecto en el que "de forma más estrepitosa ha fallado la investigación".