Actualizado 12/06/2007 16:46 CET

Crónica Agua.- El estío llega a los embalses españoles, cuyas reservas caen del 65 por ciento

- El agua almacenada en los pantanos está diez puntos por encima del porcentaje registrado hace un año

MADRID, 12 Jun. (OTR/PRESS) -

Tras una primavera que pasará a la historia como lluviosa en la mayor parte de España, y a dos semanas del inicio del verano astronómico, las reservas hídricas parecen haber entrado en el estío, ya que en la última semana los embalses perdieron en su conjunto 263 hectómetros cúbicos, y caen de esta forma de la barrera del 65 por ciento, a la que habían llegado tras meses de lluvias abundantes. Con todo, este verano la reserva está casi diez puntos por encima de la del año pasado por estas fechas.

Según el balance publicado hoy por el Ministerio de Medio Ambiente, la reserva hidráulica está al 64,9 por ciento de su capacidad total. Actualmente, hay 35.132 hectómetros cúbicos de agua embalsada, lo que representa una disminución de 263 hectómetros cúbicos, el 0,5 por ciento, con respecto a los niveles de la semana anterior. En la última semana cabe destacar la disminución de la cuenca del Guadiana en 59 hectómetros.

De acuerdo con los datos oficiales recabados por OTR/Press, la reserva se encuentra actualmente casi diez puntos por encima de la del año pasado por estas fechas (55,3 por ciento), prácticamente igual que la del promedio de los últimos cinco años (65,2 por ciento) aunque por debajo del 68,2 por ciento del promedio del último decenio, que incluye años de alata pluviometría además de los dos pasados de sequía.

DESCENSOS EN TODAS LAS CUENCAS

Por cuencas es donde se aprecia mejor la llegada del estío, puesto que disminuyen las reservas en todas las cuencas hidrográficas. Asi, en el Duero, los embalses bajan del 90,9 al 90,4; en el Tajo del 65,8 al 65,6; en el Guadiana del 66,1 al 65,4 por ciento; en la cuenca Atlántica Andaluza del 51,7 al 51,1 por ciento; en el Guadalquivir del 48,2 al 47,7 por ciento; en el Mediterráneo andaluz del 35,4 al 35,2 por ciento, en el Segura del 21,3 al 20,6 por ciento, en el Júcar del 23,4 al 23,2 por ciento, en el Ebro del 78,6 al 78,4 y en las internas de Cataluña del 52,6 al 52,2 por ciento.

Las precipitaciones resultaron abundantes, sin embargo, en toda la Península. La máxima se produjo en Logroño con 76 litros por metro cuadrado. Según datos oficiales recabados por OTR/Press, la lluvia promedio en la España peninsular fue de 9,3 litros por metro cuadrado, alcanzando los 12 litros en la vertiente Mediterránea y los 7,5 en la Atlántica.