Actualizado 12/06/2007 22:28 CET

Crónica ETA (4).- Detenido en México un presunto miembro de ETA

- Se trata de Antonio Aspiazu Alcelay, vinculado al aparato financiero de la banda y reclamado por la Audiencia Nacional

MADRID, 12 Jun. (OTR/PRESS) -

La mano firme que el Gobierno ha prometido contra ETA llega al otro lado del océano. Las fuerzas de seguridad de México detuvieron hoy en la capital del país americano al presunto miembro de ETA Antonio Aspiazu Alcelay, vinculado al aparato de financiación de la banda terrorista y sobre el que pesaba una orden internacional de detención emitida por la Audiencia Nacional.

Guipuzcoano y de 39 años de edad, Aspiazu residía en México de forma irregular y sobre él pesaba una orden de busca y captura dictada por el Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional que dirige Baltasar Garzón. El magistrado dictó la orden internacional de detención en el marco de la investigación que lleva sobre la financiación de la banda terrorista.

Las autoridades mexicanas tienen previsto proceder a su inmediata expulsión hacia España. A su llegada a nuestro será conducido por la Guardia Civil hasta la Audiencia Nacional para ser puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción que esté en ese momento de guardia.

La detención de Aspiazu es la primera de un etarra en México desde el año 2003. Entonces la policía mexicana detuvo a nueve presuntos etarras relacionados también con la estructura financiera, de falsificación, y logística de ETA en el país americano. Dentro de esta misma operación, llevada también por el Juzgado Central de Instrucción número 5 - que en aquel momento estaba dirigido por el magistrado Fernando Grande-Marlaska- también fue detenida otra persona en España. De los diez arrestados entonces, siete eran españoles y tres mexicanos.

PRISIÓN PARA LOS TRES DETENIDOS EN FRANCIA

Precisamente hoy ingresaron en prisión los últimos tres miembros de la banda terrorista apresados hasta la detención de Aspiazu. Igor Igartua, Aitor Lorente y Alaitz Areitio, detenidos el pasado jueves en Francia, 30 horas después de la ruptura del alto el fuego de la banda armada, han ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial.

Areitio compareció ante la juez Laurence Le Vert, mientras que los otros dos arrestados lo hicieron ante el juez Houy Cet. Tras su declaración, tanto Lorente como Igartua ingresaron en la cárcel de Fresnes, mientras que Areito fue trasladada a la prisión de Fleury. A los tres detenidos se les ha abierto un procedimiento criminal y se les ha notificado el sumario. En el caso de Alairz Areitio, que la próxima semana iba a ser juzgada en rebeldía, también se le ha notificado otro procedimiento, por su presunta participación en el tiroteo contra una patrulla de gendarmes en 2004.