Actualizado 25/01/2007 21:19 CET

Crónica ETA (5).- Garzón prohíbe la 'jornada de lucha' en Euskadi y Navarra al estar convocadas por Askatasuna

- Advierte a los portavoces del colectivo de presos de que si proceden a su desconvocatoria cometeran "un delito de desobediencia"

MADRID/VITORIA, 25 Ene. (OTR/PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, dictó hoy un auto de prohibición contra las movilizaciones que la izquierda abertzale tenía previsto llevar a cabo en Euskadi y Navarra por estar convocadas por el colectivo de presos Askatasuna. El magistrado recuerda en el texto que Askatasuna se halla incluída "como parte orgánica, en el complejo terrorista ETA-KAS-EKIN" y que tanto ella como su antecesora Gestoras Pro-Amnistía "fueron declaradas organizaciones terroristas por la UE". Así, Garzón advirtió a los portavoces de la plataforma, Juan María Olano y Julen Larrinaga, que si no proceden a su desconvocatoria, incurrirán en "un delito de desobediencia".

"Se ha constatado fehacientemente que la 'jornada de lucha' está dinamizada y, de hecho, convocada por Askatasuna", explica en su auto Garzón, que actuó en consonancia con lo solicitado por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que pidió al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 la adopción de medidas para evitar el desarrollo de las protestas abertzales. Según Garzón, Askatasuna integra, junto a otras entidades, el denominado movimiento pro-amnistía.

En los razonamientos jurídicos, el juez recuerda que Askatasuna se halla incluída "como parte orgánica, en el complejo terrorista ETA-KAS-EKIN y que tanto ella como su antecesora Gestoras Pro-Amnistía "fueron declaradas organizaciones terroristas por la UE". Además, alude a la utilización por el movimiento pro-amnistía del logotipo de Gestoras y Askatasuna "así como la comparecencia reiterada como responsables, portavoces o representantes de dicho movimiento de los que eran responsables de la organización declarada ilícita".

Igualmente, el magistrado de la Audiencia Nacional requiere a los convocantes de las movilizaciones, incluídos los portavoces de Askatasuna Olano y Larrinaga "para que procedan a la desconvocatoria de los actos, con apercibimiento de incurrir en un delito de desobediencia grave a la autoridad judicial". También les advierte de que "los daños y desperfectos que puedan producir en la vía pública, cualquiera de los asistentes" serán su responsabilidad penal "como inductores de los mismos" y que "igualmente lo serán aquellas personas que promuevan o apoyen dichos actos".

ACTOS DE LAB

La celeridad de Garzón a la hora de prohibir concentraciones en el mismo día que están convocadas no impidió que el sindicato abertzale LAB, no considerado como parte de ETA, convocara diversos actos de repulsa a la sentencia del Tribunal Supremo que declaró a las organizaciones Jarrai, Haika y Segi como terroristas en Euskadi y Navarra. En Pamplona, el responsable de LAB en la comarca, Santos Indakoetxea, consideró que se ha retomado "el camino de la represión".

El responsable de LAB sostuvo que las organizaciones juveniles no son organizaciones terroristas "ni por el forro" y tachó la sentencia del Supremo como "un error" y un "ataque al independentismo y al abertzalismo". Aunque los actos convocados por el sindicato transcurrieron sin altercados, en Vitoria, después de que una concentración pacífica llegara hasta la sede de la Delegación del Gobierno para protestar por la sentencia del Supremo, la Policía procedió a la detención de tres jóvenes que se encadenaron al Parlamento.

Con los rostros cubiertos por caretas blancas y con camisetas en los que se podía leer 'Juventud independentista adelante. PSOE culpable', los jóvenes fueron desencadenados por la Ertzaintza, que tuvo que ser socorrida por una carga de sus compañeros contra los concentrados ante la sede parlamentaria por la reacción violenta que tuvieron cuando procedieron al arresto de los enmascarados.