Actualizado 06/02/2007 21:14 CET

Crónica ETA (6).- La Policía francesa alerta de que ETA tiene "cientos de armas y explosivos" escondidos en el país galo

- Durante el pasado año la banda terrorista robó 60 vehículos en Francia, donde se encuentra su "estructura dirigente"

PARIS/MADRID, 6 Feb. (OTR/PRESS) -

ETA cuenta con un auténtico arsenal repartido por Francia. Así vino a confirmarlo hoy el comandante de la dirección subdirección antiterrorista de la Policía Judicial francesa, Jean Pargade, que durante el juicio que se celebra en París contra siete presuntos etarra, afirmó que existen "escondites en casas de colaboradores de la banda en territorio francés en los que se guardan cientos de armas y explosivos". Además, el dirigente de la Policía gala señaló que durante el pasado año ETA robó en Francia un total de 60 vehículos y aseguró que "la estructura dirigente de ETA se encuentra en territorio francés, desde donde se preparan las acciones violentas como el atentado del pasado 30 de diciembre de Barajas en Madrid".

El testimonio de Pargade viene a confirmar la tesis de la policía española que sostiene que ETA ha dejado de acumular sus armas y explosivos en grandes zulos, para repartirlos en cantidades más pequeñas entre diferentes viviendas propiedad de los etarras o de personas afines a la banda. Pero a su vez, la declaración del dirigente policial francés sobre la dirección de ETA viene a desmentir algunas teorías que apuntaban que la dirección de la banda se había desplazado, por seguridad, a otros países más lejanos como Italia.

En su declaración ante el tribunal, Pargade recordó que hay actualmente hay 163 presos de ETA en cárceles francesas, algunos cumpliendo condena y otros en detención provisional. Este testimonio se enmarca dentro del juicio contra siete presuntos miembros de ETA acusados de pertenecer a una asociación de malhechores con fines terroristas y otros delitos detenidos en 2001 en Auch, el suroeste de Francia.

Se trata del primer juicio en Francia contra presuntos miembros de ETA desde que la banda rompiera el alto el fuego el pasado 30 de diciembre con el atentado en la T4 de Barajas en el que murieron dos personas. En el juicio también declaró hoy otro responsable francés de la lucha antiterrorista Jerome Broglio, el policía encargado de la investigación.

RECLUTAR Y ADIESTRAR

A tres de los imputados -José Ramón Karasatorre, Juan Ramón Lete Alberdi y Miren Aitzane de Orcalaga Echaniz- se les acusa de formar y adiestrar a nuevos etarras. Otra de las acusadas, la francesa Laurentxa Beyrie, se ocupaba de alquilar los apartamentos que habrían ocupado por unos meses los presuntos terroristas en varias localidades del suroeste francés "haciéndose pasar por estudiante". Broglio afirma que también se dedicaba a "reclutar a jóvenes militantes franceses para que hicieran de correo entre Francia y España", apuntó Broglio.

Los otros acusados, Iñaki Lizundia Alvarez, exconcejal de Herri Batasuna, Gabriel Saez Totoricaguena y Nerea Garaizar San Martin habrían formado parte de la estructura de información de ETA, la llamada Edurne y que luego pasaron a conocerse como Pianistas, dentro del aparato militar. Los acusados podrían ser condenados a penas de entre 15 y 20 años prisión y en el caso de Lizundia -que también está acusado de tres tentativas de homicidio voluntario contra militares- a la pena máxima de cadena perpetua. La sentencia se conocerá a principios de la próxima semana.