28 de marzo de 2020
 
Actualizado 23/07/2008 21:48:58 CET

Crónica ETA.- Zapatero y Rajoy sientan sus "cinco principios" rectores en la lucha contra ETA

-El líder del PP destaca que supone la vuelta al Pacto Antiterrorista mientras Zapatero anuncia que intentará sumar al resto de fuerzas

MADRID, 23 Jul. (OTR/PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, acordaron hoy los "cinco principios" que inspirarán la política antiterrorista del Gobierno y que contará con el total apoyo del principal partido de la oposición. Unidad de los demócratas, cooperación internacional, apoyo a las víctimas, confianza en la Ley y el Estado de Derecho, respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la declaración solemne de que ETA nunca conseguirá con su violencia réditos políticos, son los cinco puntos sobre los que se gira este "principio de entendimiento" entre Gobierno y PP al que Zapatero intentará sumar al resto de fuerzas para que sea "lo más amplio posible". Por su parte, Rajoy destacó que este acuerdo supone volver a "la esencia" del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y descarta definitivamente la negociación con ETA.

Tras reunirse durante más de dos horas en La Moncloa, Zapatero y Rajoy comparecieron ante los medios en sendas ruedas de prensa en las que ambos líderes enumeraron los "cinco principios" que presidirían esta nueva etapa de entendimiento entre Gobierno y PP en materia antiterrorista tras los profundos desencuentros de la pasada legislatura.

La unidad de todos los demócratas contra ETA; la "confianza" en el Estado de Derecho y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; el apoyo incondicional a las víctimas; la "declaración política solemne" de que "el único destino de ETA" es desistir de la violencia y desparecer el compromiso de que "nunca jamás la violencia conseguirá ningún objetivo político"; y el refuerzo de la cooperación internacional en la lucha contra los terroristas son los cinco puntos de lo que Zapatero definió como un "principio de entendimiento" entre socialistas y populares en materia antiterrorista. Además, este acuerdo trae consigo el pacto para afrontar dos reformas legales: una relativa al callejero etarra y otra sobre las penas a miembros de ETA y su cumplimiento.

En cuanto a este último aspecto Zapatero y Rajoy acordaron analizar la posibilidad de realizar reformas legales para modificar las "penas accesorias", y mejorar las medidas de "aseguramiento" para los terroristas que salgan de la cárcel y los mecanismos para preservar su "patrimonio universal presente y futuro" y conseguir así que lo destinen al pago de las indemnizaciones a sus víctimas. Un acuerdo con el que Gobierno y PP responden a la polémica generada ante la salida de prisión de Iñaki de Juana Chaos, que residirá cerca de algunas víctimas de ETA en un piso de San Sebastián que su madre, ya fallecida, vendió a la esposa del etarra.

En cuanto al callejero etarra, Zapatero y Rajoy se han comprometido a incluir en la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo una disposición referida a la necesidad de que todas las Administraciones tomen las medidas necesarias para retirar todos los escudos, placas e insignias, entre otros, en plazas, calles y avenidas que sirvan de "exaltación personal o colectiva al terrorismo".

Un acuerdo global de Gobierno y PP contra ETA que Zapatero calificó de "extraordinariamente importante" ya que, recordó, el Ejecutivo siempre ha mantenido "el principio de la necesidad de unidad de los demócratas" como mejor arma contra la banda terrorista. Además, Zapatero dejó claro que hará todo lo que esté en su mano para que el clima de acuerdo se mantenga y para sumar al resto de fuerzas al mismo para que sea "lo más amplio posible".

¿QUIÉN HA CAMBIADO?

En todo caso, el presidente del Gobierno descartó que se vaya a "firmar" nada con el PP y destacó que esta "unidad reforzada" se concretará en las "reuniones y las iniciativas" que desarrollarán conjuntamente el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y el responsable del área del PP, Federico Trillo. Para terminar Zapatero destacó que sí este acuerdo ha sido posible porque se ha pasado "de una situación de clara confrontación a una situación de entendimiento" y destacó que esta "diferencia importante" se debe "a que los ciudadanos han votado". "Se dio un mandato claro a quien ganó las elecciones y a quien las perdió, que era un mandato de más entendimiento", afirmó.

Pero para Rajoy, que no compareció en Moncloa sino que prefirió desplazarse hasta la sede central del PP en Génova, el entendimiento con Zapatero en materia antiterrorista es posible porque "la posición del Gobierno no es la misma que la de hace meses". Sea como fuere, el líder del PP celebró "la voluntad del Gobierno de llegar a acuerdos de Estado para luchar contra el terrorismo" y mostró su confianza en que el Ejecutivo "haya aprendido" de la legislatura pasada y se haya dado cuenta de cuál es el camino a seguir.

Así, garantizó el apoyo de su partido a la política antiterrorista del Gobierno siempre y cuando se respeten los cinco principios acordado hoy. "Hoy merece la pena apoyar la posición del Gobierno y le apoyaré si actúa en consecuencia con lo acordado", afirmó Rajoy que destacó que el pacto antiterrorista basado en cinco puntos supone la vuelta a "la esencia" del Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo que socialistas y populares suscribieron en el año 2000. Para terminar, Rajoy destacó que estas bases recogen la exigencia irrenunciable del PP en materia antiterrorista: el rechazo a la negociación con ETA para dejarle claro a los terroristas que "no conseguirán nada por dejar de matar".